Respaldar la reproducción asistida en mujeres de más de 40 años

Esta medida, propuesta por la presidenta de la Comunidad de Madrid, está científicamente justificada según reputados especialistas de medicina reproductiva.

La Dra. Raquel Mendoza Tesarik, bióloga y embrióloga de la Clínica MARGen, donde han nacido decenas de niños con óvulos propios de mujeres de más de 40 años
La Dra. Raquel Mendoza Tesarik, bióloga y embrióloga de la Clínica MARGen, donde han nacido decenas de niños con óvulos propios de mujeres de más de 40 años FOTO: clínica margen

El ya mediático plan de maternidad y paternidad presentado por Isabel Díaz Ayuso para la Comunidad de Madrid ha generado muchas controversias en todos los ámbitos. No hay duda de que es y será protagonista de muchos debates, pero, independientemente de ello, es una apuesta sin precedentes por la natalidad, y un soplo de aliento para todas aquellas mujeres que desean ser madres —no solo para las que residen en Madrid—, ya que este proyecto implica el comienzo de un cambio en una realidad social innegable: el gran número de mujeres españolas que quieren ser madres y necesitan ayuda para ello.

De la futura implantación de las 80 medidas de este plan, quizás, una de las más polémicas sea la de la ampliación a 45 años en la sanidad pública para poder acceder a los servicios de reproducción asistida, así como el aumento de intentos. Lo cierto es que este punto incide sobre la tendencia actual a una maternidad más tardía. Para analizar esta medida, hemos consultado al Dr. Jan Tesarik, pionero en muchas de las técnicas de medicina reproductiva, y a la Dra. Raquel Mendoza Tesarik, notable bióloga y embrióloga, ambos directores de la Clínica MARGen, en Granada.

«La tasa de embarazo en mujeres de entre 40 y 45 años de edad es relativamente baja, pero puede alcanzar el 30% a fuerza de repetir los intentos, según un estudio de científicos de Estados Unidos e Israel. La idea de respaldar la reproducción asistida en mujeres de esa edad está justificada. Y hablamos solo de los intentos con los óvulos propios de la paciente, ya que hasta el 80% de intentos con óvulos donados por mujeres jóvenes suelen resultar en un embarazo». Son declaraciones del doctor Tesarik, quien afirma que la proposición de la presidenta de la Comunidad de Madrid cuenta con su pleno respaldo como profesional de la medicina reproductiva que ha logrado en su clínica decenas de niños nacidos en mujeres de esa edad con sus propios óvulos. Eso sí, utilizando protocolos de tratamiento estrictamente personalizados que ha aplicado también a sus parejas en caso de necesidad.

Un debate que suma al plan de Isabel Ayuso
El Dr. Tesarik explica que respaldar la maternidad en mujeres de más de 40 años está justificado científicamente
El Dr. Tesarik explica que respaldar la maternidad en mujeres de más de 40 años está justificado científicamente FOTO: Clínica Margen

«Respecto a este alentador apoyo a la maternidad tardía, lo único que echamos en falta en el plan madrileño son medidas de prevención de la infertilidad por el envejecimiento, como sería un banco de ovocitos donde se preserve la fertilidad entre los 30 y 35 años a todas las mujeres que quieran hacerlo, puesto que hay que tener muy presente, en todo momento, la dificultad de conseguir un embarazo con óvulos propios a partir de los 40», exponen estos dos doctores, cuya clínica es reconocida en todo el mundo por aceptar y luchar con un alto porcentaje de éxito en casos de maternidad muy difíciles. Nadie mejor que estos profesionales, que se enfrentan a diario al mayor problema actual de la reproducción asistida, la maternidad tardía, para crear un debate que sume al plan de Isabel Díaz Ayuso.

En particular, en el contexto de la pandemia de COVID-19, y los resultantes retrasos de tratamientos, la lucha contra reloj por asegurar la maternidad y recuperar el tiempo perdido a causa de la pandemia será uno de los grandes desafíos de las clínicas de fertilidad en 2022.

Para el doctor Jan Tesarik, quien ha publicado recientemente un editorial sobre este tema en la revista Reproductive Biomedicine Online, «la vacunación debe lograr mitigar la pandemia en 2022, y esta nueva situación representa un gran desafío, tanto para los pacientes como para las clínicas de fertilidad. Estas tendrán una gran responsabilidad a la hora de planificar sus intervenciones para evitar una pérdida irreversible de la fertilidad derivada del retraso del tratamiento adecuado».

«Ahora, más que nunca, será muy importante actuar utilizando para cada pareja un protocolo específico y hecho a su medida, con el fin de optimizar los resultados y reducir al mínimo el tiempo y el número de intentos realizados antes de alcanzar el nacimiento del niño deseado». Con esta última declaración, el Dr. Tesarik y la Dra. Raquel Mendoza Tesarik dejan claro su implicación personal con cada paciente, así como su apoyo a cualquier medida que ayude a las mujeres a ser madres, en este caso, a las propuestas de Isabel Díaz Ayuso.