Cómo saber si sufro problemas de memoria y cómo lidiar con ellos

Existe una gran diferencia entre los cambios en la memoria asociados al envejecimiento y la pérdida de memoria relacionada con la enfermedad del Alzheimer o la demencia

Los pequeños despistes son normales, asimismo, la pérdida leve de memoria tiende a aumentar con la edad, aunque generalmente no es motivo de preocupación
Los pequeños despistes son normales, asimismo, la pérdida leve de memoria tiende a aumentar con la edad, aunque generalmente no es motivo de preocupación FOTO: Dreamstime Dreamstime

En ocasiones todo el mundo olvida cosas, ¿quién no ha perdido alguna vez las llaves de su coche o se ha vuelto loco buscando algo que tenía en el bolsillo o acababa de dejar en algún lado? Estos pequeños despistes son normales, asimismo, la pérdida leve de memoria tiende a aumentar con la edad, aunque generalmente no es motivo de preocupación. Sin embargo, existe una diferencia entre los cambios normales en la memoria asociados al envejecimiento y la pérdida de memoria relacionada con la enfermedad del Alzheimer y otros trastornos relacionados.

Pérdida de memoria y envejecimiento

No habrá avances significativos sobre el Alzheimer al menos en diez años
No habrá avances significativos sobre el Alzheimer al menos en diez años

Lo primero que debemos tener claro es que la pérdida de memoria relacionada con la edad no nos impide vivir una vida plena y productiva. Es posible, por ejemplo, que de vez en cuando se nos olvide el nombre de una persona, pero en la mayoría de las ocasiones terminaremos recordándolo más tarde. O tal vez necesitemos hacer listas con más frecuencia que en el pasado para recordar citas o tareas. Estos cambios en la memoria generalmente son manejables y no interrumpen nuestra capacidad para trabajar, vivir de forma independiente o mantener una vida social plena.

Pérdida de memoria y demencia

La demencia frontotemporal es el nombre de un grupo de demencias progresivas que afectan principalmente a la personalidad, al comportamiento y al habla de un individuo.
La demencia frontotemporal es el nombre de un grupo de demencias progresivas que afectan principalmente a la personalidad, al comportamiento y al habla de un individuo.

La palabra “demencia” es un término que se usa para describir un conjunto de síntomas, que incluyen: deterioro de la memoria, del razonamiento, del juicio, del lenguaje e incluso de otras habilidades relacionadas con el pensamiento. La demencia, por lo general, comienza gradualmente y empeora con el tiempo, afectando las habilidades de una persona en el trabajo y en sus relaciones. Frecuentemente, la pérdida de memoria que nos impide realizar nuestra vida de forma normal es uno de los primeros o más reconocibles signos de demencia. Otros signos tempranos pueden incluir:

  • Hacer las mismas preguntas repetidamente.
  • Olvidar palabras comunes al hablar.
  • Mezclar palabras: decir “silla” en lugar de “mesa”, por ejemplo
  • Tomar más tiempo para completar tareas sencillas, como seguir una receta.
  • Extraviar artículos en lugares inapropiados, como poner el móvil en un cajón de la cocina.
  • Perderse mientras pasea o conduce en un área con la que está familiarizado.
  • Cambios en el estado de ánimo o el comportamiento sin motivo aparente.

Las enfermedades que causan daño progresivo al cerebro y, en consecuencia, dan como resultado la demencia, incluyen:

  • El Alzheimer, la causa más común de demencia.
  • Demencia vascular.
  • Demencia frontotemporal.
  • Demencia con cuerpos de Lewy.

Aunque la patología de los distintos tipos de demencia difiere un poco. El deterioro de la memoria no siempre es el primer signo y el tipo de problemas de memoria varía. Además es posible tener más de un tipo de demencia, conocida como demencia mixta.

Deterioro cognitivo leve

Cada 7 segundos surge en el mundo un nuevo caso de demencia.
Cada 7 segundos surge en el mundo un nuevo caso de demencia.

Esto implica una disminución notable en al menos un área de las habilidades del pensamiento, como la memoria, que es mayor que los cambios del envejecimiento y menor que los relacionados con la demencia. Tener un deterioro cognitivo leve no nos impide realizar las tareas cotidianas y participar socialmente.

Consejos para lidiar con la perdida de memoria

Los actores comparten en talleres con enfermos de alzheimer experiencias sobre la memoria y la mente y las relaciones con el otro
Los actores comparten en talleres con enfermos de alzheimer experiencias sobre la memoria y la mente y las relaciones con el otro

Las personas con perdida de memoria pueden usar una gran variedad de técnicas que pueden ayudarlos a lidiar con los cambios que se producen en sus habilidades mentales. Estos son algunos consejos:

  • Aprenda una nueva habilidad.
  • Siga una rutina diaria.
  • Planifique tareas, haga listas de tareas pendientes y use herramientas como calendarios y notas.
  • Ponga su cartera, llaves y teléfono en el mismo lugar todos los días.
  • Manténgase activo en ocupaciones que puedan ayudar tanto a la mente como al cuerpo.
  • Realice algún tipo de voluntariado en su comunidad.
  • Pase tiempo con amigos y familiares.
  • Duerma lo necesario, generalmente de siete a ocho horas cada noche.
  • Haga ejercicio y coma bien.
  • Prevenir o controlar la presión arterial alta.
  • No beba mucho alcohol.
  • Obtenga ayuda si se siente deprimido durante varias semanas seguidas.