Todos los contagiados por la viruela del mono en Madrid son hombres

Se trata, según los expertos, de un tipo de transmisión “novedosa”

Imagen microscópica del Centers for Disease Control and Prevention del virus
Imagen microscópica del Centers for Disease Control and Prevention del virus AP

En general, la transmisión del ‘monkeypox’ es respiratoria, pero por las características de los casos sospechosos en la región la transmisión apunta a ser por contacto con mucosas durante las relaciones sexuales.

En concreto, todos los casos en estudio son hombres que mantienen relaciones homosexuales. Las personas en estudio evolucionan positivamente y se encuentran aisladas en sus domicilios, aunque se debe mantener una vigilancia estrecha ya que pueden llegar a requerir ingreso hospitalario.

La viruela del mono es una enfermedad muy poco frecuente, que generalmente se presenta con fiebre, mialgias, adenopatías inguinales (inflamación en los ganglios), y erupción en manos y cara, similar a la de la varicela. No hay tratamientos ni vacunas específicas para ella.

Esta misma situación se da en la mayoría de países donde se han detectado casos. Así, según las autoridades de Reino Unido, la mayoría de los pacientes son hombres homosexuales o bisexuales, y las autoridades dicen que el patrón de transmisión está relacionado con las relaciones sexuales.

Según declaraciones del doctor Mateo Prochazka, epidemiólogo de enfermedades infecciosas de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés), recogidas por medios británicos, “cuando la viruela del mono salta de los reservorios animales a las personas, la propagación de persona a persona suele ser limitada. Algunas de las cadenas de transmisión más largas documentadas incluyen seis infecciones sucesivas de persona a persona. Esto se debe a que el virus no es realmente ‘apto’ para perpetuar la propagación de persona a persona. La transmisión no es fácil, pero puede ocurrir de persona a persona por contacto directo con lesiones o secreciones respiratorias. Cuanto más cerca y más largo sea el contacto, más probable es que transmita. El contacto cercano entre dos personas (como durante las relaciones sexuales) también podría facilitar la transmisión, pero esto nunca se había descrito antes”.

“Sin embargo, la alta proporción de casos en el brote actual en Inglaterra que son homosexuales o bisexuales (4/7, 57 por ciento) es altamente sugestiva de propagación en redes sexuales. Esto se sugiere además por el hecho de que se han identificado contactos comunes para solo dos de los cuatro casos más recientes. Lo que es aún más extraño es encontrar casos que parecen haber adquirido la infección por contacto sexual; esta es una ruta de transmisión novedosa que tendrá implicaciones para la respuesta y el control del brote”, dijo.