Sociedad

Las heridas abiertas del sistema sanitario en 2023

"Hablar de pacto de Estado por la Sanidad parece una entelequia"
"Hablar de pacto de Estado por la Sanidad parece una entelequia" FOTO: Enrique Cidoncha La Razón

El debate sobre cuestiones sanitarias seguirá en 2023, este año centradas en estos puntos calientes:

1.- Elecciones

La convocatoria electoral influirá en la gestión sanitaria, pero para Juan José Rodríguez-Sendín, expresidente de la Organización Médica Colegial, «no se hará nada o se pondrán parches», pero sin un plan detrás que vaya a la raíz del problema. «A estas alturas, hablar de un Pacto de Estado por la Sanidad» parece una entelequia.

2.- Gasto sanitario

El gasto sanitario seguirá aumentando salvo que la crisis económica se agudice, advierte Fernando Lamata, ex secretario general de Sanidad. A lo que Carlos Alberto Arenas Díaz, vicepresidente de la Fundación Economía y Salud, contrapone el esfuerzo realizado –que debe mantenerse– para «recuperar el nivel de actuación previo a la pandemia».

Lamata no ve «previsible una apuesta fuerte por la Sanidad, por lo que la calidad de la atención pública seguirá deteriorándose, con su impacto en la mortalidad y en las listas de espera». «La mayoría del incremento del gasto sanitario se debe al precio de los medicamentos», que «se detrae de otras partidas, como la de personal».

Justamente las huelgas y manifestaciones de los sanitarios han reabierto el debate. La escasez de recursos tiene varias causas: un largo proceso de formación, que atrasa su llegada al mercado laboral; y falta de demanda debido a las condiciones laborales, como en la última adjudicación de plazas MIR, cuando quedaron vacantes 200 plazas de medicina de familia.

3.- Crisis y presidencia de la UE

Según Lamata «la presión demográfica, el cambio y la movilidad de cientos de millones de personas», que empujan a una mayor cercanía entre seres humanos y patógenos, y facilitan su expansión, puede fomentar nuevas crisis sanitarias como la sufrida con la covid.

Ante estas situaciones, Carlos Alberto Arenas Díaz, vicepresidente de la Fundación Economía y Salud, subraya que hay que disponer de «fondos de inversión para contingencias de salud de alto impacto económico como pueden ser una epidemia o el lanzamiento de un nuevo medicamento o terapia eficaz, pero muy cara».

4.- Agencia de Salud Pública

2023 debe ser el año en que se ponga en marcha la Agencia de Salud Pública. Pero hay un antecedente preocupante: algo mucho más sencillo, como la evaluación del comportamiento de las Administraciones durante la crisis del coronavirus, no se ha iniciado siquiera dos años después de anunciarse.

5.- Atención digital

«La telemedicina y los sistemas de información son los principales retos para garantizar la continuidad asistencial», afirma Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP). «Se podría mejorar el acceso con la adaptación de las herramientas de salud digital a las características de los pacientes; y la promoción de la equidad territorial en el acceso a la atención sanitaria presencial».

6.- Los pacientes.

El papel de los pacientes y otros usuarios del sistema sanitario es creciente e indudable. Su rol cada vez más proactivo, informado y demandante hace que se les tenga en cuenta en cualquier programa o actuación del sistema.

7.- Redefinición del sistema

Dentro de la necesaria reformulación del sistema, Soto Bonel, destaca que «seguirá siendo fundamental acometer cambios organizativos que den respuesta a las nuevas realidades y aporten valor, tanto a los pacientes, a los profesionales sanitarios como al Sistema Sanitario y a la sociedad.

Ante el envejecimiento de la población, la cronicidad, el descenso de la natalidad, la digitalización y el cambio de los valores sociales, debemos dar refuerzo a la atención primaria, como un valor fundamental de nuestro sistema sanitario». La carta de propósitos y el temario parece claro. Está por ver que en año electoral se consiga llevar estos asuntos al debate político.