Estudio

Uno de cada 10 casos de demencia podría ser reversible

Un estudio encuentra una conexión entre deterioro cognitivo y la cirrosis, lo que permite tratar y revertir esta afección en personas mayores

Los juegos de mesa son muy útiles para detener el deterioro cognitivo
Los juegos de mesa son muy útiles para detener el deterioro cognitivolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@663fb8ff

Hasta el 10% de los mayores estadounidenses diagnosticados con demencia pueden sufrir un deterioro cognitivo reversible causado por una enfermedad hepática avanzada, según un análisis de la Facultad de Medicina y Medicina de la Universidad Virginia Commonwealth y el Centro Médico VA de Richmond, ambos de Estados Unidos.

Para los médico puede resultar difícil diferenciar la demencia del deterioro cognitivo causado por la cirrosis, llamado encefalopatía hepática. Si no se detecta, es posible que los pacientes no reciban el tratamiento adecuado que pueda revertir o detener el deterioro.

El estudio, publicado en la revista "JAMA Network Open", sugiere que los médicos que tratan a veteranos con demencia, incluso sin un diagnóstico de cirrosis, deberían considerar evaluar a sus pacientes para detectar enfermedades hepáticas. La identificación temprana de la cirrosis puede revelar causas reversibles de deterioro cognitivo, lo que podría mejorar la vida de estos pacientes.

"Este vínculo inesperado entre la demencia y la salud del hígado enfatiza la importancia de evaluar a los pacientes para detectar factores potencialmente tratables que contribuyen al deterioro cognitivo", dijo el autor principal Jasmohan Bajaj, gastroenterólogo y experto de renombre mundial en encefalopatía hepática.

Los investigadores creen que los hallazgos se aplicarían a los no veteranos con demencia, pero se necesita más investigación. Bajaj insta a los médicos, especialmente a los que tratan con pacientes con demencia, a incorporar evaluaciones del hígado en la atención de rutina de sus pacientes. "La detección temprana de problemas hepáticos permite intervenciones específicas y abre vías para abordar los factores tratables que contribuyen al deterioro cognitivo", afirmó.

Mejoras dramáticas

La encefalopatía hepática es un trastorno del sistema nervioso provocado por la cirrosis, una forma avanzada de enfermedad hepática en la que los pacientes experimentan cicatrices graves en el hígado. Cuando el hígado no funciona correctamente, las toxinas se acumulan en la sangre. Estas toxinas pueden viajar al cerebro y afectar la función cerebral, dejando a los pacientes confundidos o delirantes. Los medicamentos ampliamente disponibles pueden eliminar fácilmente las toxinas del cuerpo y revertir esta afección, pero sin tratamiento, los pacientes pueden caer en coma o morir.

Tal y como explicó Bajaj, el estudio, que incluyó a 177.422 veteranos con un diagnóstico de demencia, se inició por los casos de dos hombres mayores que se pensaba que tenían demencia y Enfermedad de Parkinson, pero cuyos síntomas mejoraron dramáticamente después de ser tratados por encefalopatía hepática. Uno de ellos se recuperó y volvió a conducir. Bajaj y sus colegas continuaron investigando este vínculo entre la demencia y la cirrosis y publicaron hallazgos en 2023 de que alrededor del 8% de los veteranos estadounidenses con cirrosis tenían demencia.