Cómo calmar a tu mascota si se asusta con los petardos y los cohetes

Los animales sufren mucho en Navidad debido a los fuertes ruidos de los artefactos pirotécnicos

Imagen de la perra que murió en Argentina en brazos de su dueño por el miedo a los fuegos artificiales
Imagen de la perra que murió en Argentina en brazos de su dueño por el miedo a los fuegos artificiales ADAE

Con las Navidades llega también la época de los petardos y fuegos artificiales, unos juegos de artificio que suelen causar bastante impacto en las mascotas. Hace unos días, un perro moría asustado en brazos de su dueño tras presenciar unos fuegos artificiales. Para evitar disgustos y males mayores, hay que tomar una serie de precauciones.

Según explicó la veterinaria Diana Rico Motta al diario colombiano “El Tiempo”, el ruido de las explosiones es lo que más trastorno genera en las mascotas porque tienen el sentido del oído más agudizado que los hombres y "les genera miedo y angustia”. Según Motta, al oír las explosiones, algunos perros, gatos y aves tienden a esconderse en lugares en los que se sienten seguros y protegidos. Las consecuencias físicas que sufren nuestras mascotas son varias: En el caso de perros y gatos, se produce un aumento de la frecuencia respiratoria, salivación excesiva, vómitos, se orinan o defecan... Algunos tiemblan, corren, ladran e, incluso, pueden ponerse agresivos, presentar comportamientos extraños, romper cosas o morder algo o a alguien.

Pero no afecta a todos por igual entre animales de la misma especie. En los perros, por ejemplo, influye el tamaño de la raza. Los más pequeños suelen ser más nerviosos y los que más sufren con la pirotecnia. Además, las enfermedades que puedan tener ya los animales también influyen. Los perros y gatos con patologías nerviosas como epilepsia o que son extremamente nerviosos, son los más afectados porque pueden los ruidos fuertes acelerar esas conductas.

Fruto de ese aumento de la frecuencia cardiaca se pueden producir infartos o provocar gastritis y enfermedades nerviosas. En las aves el efecto es mayor que con otros animales, porque están mas expuestas: “Además de taquicardias y posibles infartos, podrían estrellarse al tratar de huir por el ruido. Muchas, incluso, pueden ser golpeadas por la pólvora y resultar quemadas”.

Por ello, es fundamental no dejar sola a nuestra mascota cuando estemos en un lugar donde haya fuegos artificiales o petardos. Motta recomienda dar esencias florales a las mascotas meses o semanas antes de que se vayan a producir las fiestas con fuegos pirotécnicos y continuar dándoselo unas semanas después. “Las esencias florales son un producto natural que ayuda a bajar los niveles de ansiedad. Se compran únicamente en veterinarias, bajo la autorización de un médico, quien generará la dosis a la mascota, según su tamaño”.

En casos extremos, la veterinaria recomienda suministrarles tranquilizantes, cuyo efecto dura entre dos y cuatro horas. También bajo supervisión médica. Además de esto, Motta recomienda a todos los dueños que busquen un refugio para sus mascotas en el que disminuya el impacto del ruido y donde se sientan seguros. Lugares como armarios, baños o sótanos. Para las aves, recomienda lugares oscuros, alejados del ruido y también indica que se deben tapar las jaulas con una manta.

La actitud de los dueños también es importante y deben evitar dar gritos, aunque sean de alegría, porque los animales no saben distinguir si se trata de algo positivo o negativo. Finalmente, solicitó que no se regañe a las mascotas cuando reacciones por los ruidos fuertes, porque también puede tener un efecto negativo.

Asimismo, alertó de que los remedios que circulan por internet son peligrosos y que no están constatados sus efectos. Atar a los perros con vendas “no es curativo", aunque puede reducir su ansiedad, reconoce,aunque alerta qye en algunos casos puede ser contraproducente.

Música clásica

El canal de televisión National Geographic emitirá, como parte de su programación en estas navidades, música clásica con imágenes relajantes para perros, con la finalidad de calmarlos cuando escuchen los estruendos que producen los fuegos artificiales.

El canal recomienda subir el volumen para que los perros le presten atención y puedan sentirse relajados.