Religión

«Dios se hizo niño para dejarse abrazar por nosotros»

El Papa ofició la noche del martes la Misa del Gallo ,que dió comienzo a los actos de Navidad y que terminarán con la de año nuevo

Pope Francisí Christmas Holy Mass
El Papa, besando la imagen del Niño Jesús en la misa del GalloCLAUDIO PERIEFE

El Papa Francisco ofició la pasada madrugada el la tradicional Misa del Gallo en la basílica de San Pedro y en su homilía habló del amor de Dios, «que es gratuito» y que «ama a cada hombre, incluso al peor».

La ceremonia, que desde hace varios años se celebra a las 21:30 hora italiana y no a medianoche, comenzó con el anuncio del nacimiento del Señor con la lectura del antiguo texto de la Calenda. Después, el Papa retiró el velo puesto sobre una imagen del niño Jesús colocado ante un trono situado delante del altar y lo besó, mientras sonaban las campanas para anunciar el nacimiento de Dios.

Ante las cerca de 10.000 personas reunidas en la basílica, el Papa reflexionó sobre lo que significa la «gracia» del nacimiento de Jesús, que, dijo, es «el amor divino, el amor que transforma la vida, renueva la historia, libera del mal, infunde paz y alegría». «Dios se hizo niño para dejarse abrazar por nosotros» y es algo gratuito, subrayó Francisco. «Mientras que aquí en la tierra todo parece responder a la lógica de dar para tener, Dios llega gratis. Su amor no es negociable: no hemos hecho nada para merecerlo y nunca podremos recompensarlo», y aseguró que «la Navidad nos recuerda que Dios sigue amando a cada hombre, incluso al peor», y «aunque no estemos a la altura». Francisco explicó que Jesús «nació pobre de todo para conquistarnos con la riqueza de su amor» y recordó que en esa noche «el amor venció al miedo, apareció una nueva esperanza, la luz amable de Dios venció la oscuridad de la arrogancia humana».

Con esta misa comenzaron los actos de Navidad, que continuarán con la oración del Ángelus del 26 de diciembre y el rezo de las vísperas de Nochevieja y la misa de agradecimiento por el nuevo año.