¿Por qué San Antón es el patrón de los animales?

Miles de personas celebran en toda España esta festividad junto a sus mascotas.

Perro siendo bendecido a las puertas de la iglesia de San Antón
Perro siendo bendecido a las puertas de la iglesia de San AntónEfe

Cada 17 de enero se celebra en España San Antón, patrón de los animales. Una celebración que ha ido cambiando con el paso de los años.

En sus inicios, y para rendir admiración al santo, durante el día de la festividad todos los animales guardaban descanso, incluídos aquellos que se utilizaban para el trabajo, y acudían a la entrada de las iglesias donde eran bendecidos. Una tradición que se conserva hoy en día, en la que los bueyes y caballos han dado paso a perros y gatos.

¿Quién fue San Antonio Abad?

Hay poca información basada en datos históricos verosímiles, lo que ha contribuído a que existan numerosas leyendas alrededor de su vida. A este santo se le atribuyen multitud de prodigios y curaciones milagrosas.

Se cree que San Antonio Abad fue un monje cristiano de familia adinerada que vivió en el siglo III en Egipto, en la localidad hoy conocida como Quemans, situada a la orilla izquierda del Nilo. A la edad de 20 años deja todo y se retira a vivir al desierto y en este retiro descubre la sabiduría gracias a la observación y convivencia con los animales. Este gran amor por la naturaleza le lleva a bendecir animales y plantas a su paso.

Dice la leyenda que San Antonio Abad se encontró una vez con una jabalina que se acercó a él y curó de ceguera a sus jabatos. Agradecida, la jabalina ya no se separó de él y es por eso que se representa a San Antón con un cerco en sus pies.

Tras morir, los ganaderos le tomaron como protector y patrón de sus animales domésticos.

«Las tentaciones de San Antonio Abad» (h. 1490)
«Las tentaciones de San Antonio Abad» (h. 1490)

San Antón en Madrid

En Madrid, la festividad comienza el jueves día 16 con la típica venta de panecillos de San Antón, unas pastas que recrean a los panes que un cuervo llevaba en su pico cuando el santo visitó a otro ermitaño, San Pablo, como refleja el cuadro de Velázquez, “El primer ermitaño” (1634).

El 17 de enero, día del patrón, muchas personas acuden con sus mascotas a las puertas de la Iglesia de San Antón, en el barrio de Hortaleza, para que sean bendecidas.