Un hombre encuentra en un cementerio su propia tumba y sospecha que es obra de su exmujer

El hombre empezó a sospechar cuando sus amigos dejaron de llamarle al teléfono

Alan Hattel es un escocés de 75 años que, paseando por el cementerio de la ciudad escocesa de Forfar, se llevó una sorpresa que no fue muy agradable: una tumba con su nombre. Según cuenta The Courier, en la lápida también estaba el nombre de su exmujer, de la que se separó hace 26 años. El hombre está convencido de que fue ella la responsable.

“La gente piensa que estoy muerto”, lamentó Hattel, quien afirma que sus amigos han dejado de llamarle, por lo que empezó a sospechar de este suceso. “Ni siquiera quiero ser enterrado, tengo la intención de que me incineren”.

El hombre afirmó que su exmujer compró el terreno y levantó la lápida con la intención de enterrarlos juntos. “Nunca dije que quería ser enterrado junto a mi ex esposa”, dijo Hattel, quien tiene dos hijos mayores con su excónyuge. El hombre, que dice que descubrir “que tienes una lápida en el cementerio no es algo que ocurre todos los días”, se puso en contacto con las autoridades locales para poder tapar la lápida con su nombre.