Fernando Carvalho: “Los primeros 1.000 días son esenciales para la salud futura de los bebés”

La nutrición durante la gestación y los dos primeros años de vida del bebé tienen un gran impacto en su salud. Fernando Carvalho, director de Nestlé Infant Nutrition Iberia, asume esa responsabilidad y va más allá al promover iniciativas nutricionales sobre alimentación saludable y sostenibilidad

Fernando Carvalho
Fernando Carvalho

Nutricionista de formación y vocación y con una amplia especialización en el ámbito de la gestión empresarial y farmacéutica, el portugués Fernando Carvalho asumió el pasado mes de junio el cargo de director de Nestlé Infant Nutrition Iberia tras muchos años de experiencia en el sector y una larga carrera en la compañía.

–A tenor de su trayectoria, ¿cuáles son las señas de identidad de Nestlé?

–Durante los últimos 25 años, trabajando siempre en nutrición infantil en la compañía, nunca he sentido que estaba faltando a la ética como profesional de la salud, y esa es la mejor forma de ilustrar nuestros valores. Nuestro compromiso es contribuir a que las generaciones futuras sean más saludables. Nestlé nació a partir de los productos de alimentación infantil. El farmacéutico Henri Nestlé desarrolló, hace más de 150 años, un producto, la harina lacteada, que es entre una papilla y una leche infantil y que tenía como objetivo salvar a los niños prematuros que no tenían la posibilidad de ser amamantados. A partir de ahí, empezó una empresa que a día de hoy es la más grande en alimentación y bebidas, es decir, que todo empezó con la nutrición infantil. En definitiva, nuestro papel es el de ofrecer soluciones que permitan a las personas tener más salud y, por lo tanto, ser más felices.

–La compañía cuenta con varias líneas de negocio en torno a la alimentación. ¿Por qué es necesario un departamento de nutrición infantil?

–La nutrición infantil es tan especial como lo son los bebés. Nuestro target son los padres y son siempre jóvenes, lo que llamamos «forever young», porque cada vez que nace un niño, nacen un padre y una madre. Y esto es especialmente importante en España, donde cada familia tiene 1,2 hijos de media y eso hace a los padres pensar que tienen una oportunidad de hacerlo bien. Para Nestlé, la nutrición infantil es clave porque es la puerta de entrada: si tú confías en Nestlé para dar a tu hijo una leche infantil, una papilla... es probable que tengas confianza también en otros productos. Además,una división de nutrición infantil posee sentido también porque cuando desarrollamos productos debemos tener en consideración que la legislación es diferente para niños y para adultos, porque un bebé tiene necesidades completamente diferentes. Toda esta dimensión hace que el desarrollo de productos infantiles sea tan especial y diferente respecto al resto de productos que realmente tiene esta especificidad y es por ello que trabajamos con universidades, pediatras, nutricionistas, farmacéuticos y otros especialistas que nos ayudan a desarrollar los productos más adecuados para los bebés y, obviamente, apoyados por la evolución de la ciencia. Nosotros hablamos del concepto de «los primeros mil días», que empieza durante el embarazo y va hasta los dos años aproximadamente. Los especialistas dicen que la nutrición durante este periodo tiene un impacto muy grande en la salud futura y Nestlé considera que la leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos. Por ello, da soporte a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de alimentar.

Alimentar a los bebés exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida y de continuar amamantándolos después, mientras se introducen alimentos complementarios, siguiendo la recomendación de profesionales y de las autoridades sanitarias. La responsabilidad de la empresa va más allá de ofrecer productos adecuados para que los niños crezcan sanos y es nuestra obligación hacer que esos primeros mil días sean el mejor inicio para su salud futura.

–La población parece ahora más consciente que nunca de la importancia de una buena alimentación. ¿Esto ha hecho y hace evolucionar a Nestlé Infant Nutrition?

–Completamente. En el pasado mirábamos únicamente las recomendaciones pediátricas y cómo desarrollar el mejor producto para el bebé...Actualmente hemos de tener en consideración todo eso pero, al margen de tratar de ofrecer el producto más saludable posible, hemos de considerar también otra dimensión, que es que los papás suelen aplicar sus convicciones nutricionales o sus tendencias a la alimentación de sus bebés. Por ejemplo, una pareja vegetariana probablemente va a querer tener una solución para su hijo que vaya en esa misma línea. Es verdad que esas tendencias llegan a la nutrición infantil y nosotros no las ignoramos. En este sentido, por ejemplo, existe la tendencia entre los adultos a tomar snacks entre horas y esos productos son inaceptables para los bebés, pero a veces es lo que toman y eso nos preocupa. Por ello desarrollamos los NutriPuffs, de NaturNes Bio, que es una manera de adaptar esos snacks a los bebés de una forma sana y saludable. El producto está diseñado y pensando en los niños, al exigir hacer el movimiento de la pinza para cogerlo, potencia su psicomotricidad. Así pues, estamos muy atentos a las tendencias e intentamos adaptarlas a la nutrición infantil.

–¿Cuáles son los retos a afrontar por parte del sector?

–En España, concretamente, uno importante nos lo plantea la proliferación de noticias que pueden no ser las más correctas acerca de la nutrición. Sobre nutrición todos comentan y algunos no lo hacen bien y pueden crear falsas alarmas. Pero, como todos los retos, es una oportunidad y ésta nos permite proporcionar a los papás información en esta fase en la que tienen tantas dudas, como ya hacemos a través de nuestro programa «Baby&Me», disponible en la web (www.nestlebabyandme.es) . Ahí pueden resolver todas las dudas que se les plantean. Más del 40% de las nuevas madres se apuntan a nuestro programa. Ésta es una gran oportunidad para compartir información veraz con los padres y educadores sobre los buenos hábitos de alimentación para los niños. Nuestra misión va más allá de vender productos, ya que también asumimos esta responsabilidad.

–Usted ha llegado al cargo hace medio año. ¿Qué huella cree que va a dejar?

– Desde el punto de vista del negocio, lo que queremos es seguir reforzando nuestro liderazgo, pero tenemos otros programas que ayudan a dejar huella, como los educacionales dirigidos a profesionales de la salud. Además, como España ha llegado a los mínimos históricos en cuanto a natalidad, creo que sería muy positivo que hubiera un cambio de tendencia en este sentido. Pienso que durante los próximos tres años hay que ser más sostenibles en todo lo que hagamos, en el «packaging», en la forma de producir y con la acción de cada una de las personas que formamos parte de la empresa. El lema de NaturNes, una de las marcas de nutrición infantil de Nestlé, es «queremos cuidar de la naturaleza como ella cuida de nosotros», y eso es lo que aplicamos a todo lo que hacemos. Tenemos una responsabilidad al respecto y en nutrición infantil queremos dejar esa huella de sostenibilidad. En resumen, mi ambición en particular es que Nestlé siga siendo el líder en España, reforzar ese liderazgo y mantener ese papel de referente de los padres en este periodo de los mil días.

–¿Qué tiene de especial el mercado español?

– Hay que destacar que en España, el tema de la reputación y la confianza de la marca Nestlé es especialmente fuerte respecto a otros países. Aquí tiene una reputación muy, muy buena, que se ha ido construyendo en el pasado. Mantenerla es importante, pero a la vez eso nos da más responsabilidad para seguir ofreciendo los productos de la mejor calidad. Y del mejor sabor también. Nuestra voluntad es ofrecer productos que sean tan saludables como sabrosos. Es importante además educar a los bebés en los buenos sabores, acostumbrarlos a los sabores más naturales. Tenemos un camino de innovación que nos va a llevar siempre a poder dar respuesta a las demandas de los consumidores y ofrecer los mejores y más saludables para nuestros bebés. España se caracteriza en estos momentos por tener uno de los índices de natalidad más bajos de su historia. Entre todos debemos ser capaces de revertir dicha tendencia. Además, me preocupa especialmente la información errónea que circula por las redes. Todo lo relacionado con los bebés es muy sensible y no podemos permitir que se comparta información falsa que alerte de manera innecesaria a los padres.