Antonio del Castillo: “Hay nuevos datos. Sabemos cómo murió Marta, a qué hora y por quién”

En el aniversario de la muerte de su hija afirma que “no quiero poner nada sentimental, la rabia me impide abrir mi corazón”

Desde que desapareció Marta del Castillo, sus padres han recibido cientos de pistas falsas: «Todas saben dónde está, pero ninguna dice lo mismo»
Desde que desapareció Marta del Castillo, sus padres han recibido cientos de pistas falsas: «Todas saben dónde está, pero ninguna dice lo mismo»

Marta del Castillo salió de su casa el 24 de enero de 2009 a ver a un amigo y no regresó nunca. Después, llegaron los juicios, las condenas, las visitas a Miguel Carcaño en la cárcel, los cambios de testimonios sobre o que ocurrió aquella noche, las numerosas e interminables búsquedas... Once años después siguen muchas incógnitas abiertas y, lo más importante para la familia, el cuerpo sigue sin aparecer.

Antonio del Castillo y Eva Casanueva, padres de Marta, no han dejado de luchar por saber la verdad, encontrar a su hija y procesar a los responsables. Porque aunque Miguel Carcaño, que cumple condena en la prisión de Herrera de la Mancha, confesó el crimen, la familia está convencida de que no pudo actuar solo.

Con motivo de la efeméride, Antonio quiso compartir un mensaje en su muro de Facebook con un día de antelación porque sabía que hoy no iba a ser un día fácil. Y a diferencia de otros años, en lugar de hacer un recuerdo emotivo, quiso llamar la atención de los responsables de la muerte de su hija y advirtió a los relacionados con el caso que están absueltos que no se descuiden,en estos años no hemos estado parados nuevos datos hay, sabemos con claridad como murió Marta, porqué, a que hora y por quién".

Además, añadió que no sólo deben estar preocupados los implicados, sino los que colaboraron directamente con su silencio. A los encubridores les dijo que “sabemos que cuanto toda esta documentación entre en los juzgados, habrá filtraciones y todos sabremos”

Del Castillo, explicó que estas líneas no son fruto del dolor sino que “lo escribo con rabia sobre todo porque lo hemos descubierto la familia con la ayuda de otras personas, y no precisamente policiales, era fácil descubrir solo con interés”.

“Como os habréis dado cuenta este año en esta fecha no quiero poner nada sentimental en el recordatorio de esta fecha, la rabia me impide abrir mi corazón y escribo esto hoy porque mañana no se como me encontraré de ánimo. Gracias a todos”, concluyó.