Coronavirus: ¿qué pasa si llega a España?

El Ministerio de Sanidad elabora un protocolo de actuación por si el coronavirus atraviesa nuestras fronteras. El nivel de riesgo es bajo, aseguran las autoridades, pero admiten que «puede pasar». Los dos casos sospechosos en nuestro país han dado negativo. Francia confirma dos positivos, los primeros de Europa

Madrid. 24/1/20. Presentación del año nuevo chino en la junta municipal de Usera. © Luis Díaz.
Madrid. 24/1/20. Presentación del año nuevo chino en la junta municipal de Usera. © Luis Díaz.Luis DíazLa Razón

Pese a que el número de infectados por coronavirus no para de crecer –el último balance contabiliza hasta 894 casos– y también el número de muertos –ya son 26–, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no consideró necesario activar la emergencia internacional. «Es muy pronto para declarar la alerta», concluyó el panel de expertos el jueves tras dos días de deliberaciones. Todos los casos que se conocen habían estado previamente en Wuhan, epicentro del brote, salvo dos que se contagiaron a partir de un contacto muy estrecho con personas procedentes de esta ciudad china. De ahí que la OMS quiera esperar para ver cuál es la evolución antes de dar la alerta mundial de salud pública.

Por su parte, China se está esforzando en contener el avance del coronavirus: ha cerrado Wuhan y una docena de ciudades circundantes, con lo que mantiene en cuarentena a 41 millones de personas –para hacerse una idea, España tiene 46–. Pero eso no ha impedido al patógeno saltar a otros nueve países: Tailandia, Singapur, Vietnam, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Nepal y Estados Unidos. En este último país, ayer se confirmó un segundo caso, una mujer de Chicago que viajó a Wuhan. Aunque puede que no sea el último, ya que las autoridades estadounidenses estudian otros 63 posibles contagios. También Francia confirmó ayer dos positivos de coronavirus, los primeros de Europa.

En España, ayer saltaron todas las alertas cuando el Ministerio de Sanidad, en una rueda de Prensa, admitió que estaba investigando dos posibles casos de coronavirus. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, desveló que se trataba de dos personas que habían estado en Wuhan, pero unas horas después se descartó la presencia del virus chino en estos dos sospechosos. Tras el susto, muchos empiezan a preguntarse si existe un riesgo real de que acabe alcanzando nuestras fronteras. «El nivel de preocupación es bajo pero activo», aclaró Simón. No obstante, puntualizó que pese a ser improbable que se importe el virus a España «sí puede pasar» porque la cuarentena impuesta por China no puede ser 100% efectiva. Por eso, España, en coordinación con la UE y de acuerdo al Reglamento Sanitario Internacional, está «tratando de implementar medidas para evitar la importación del coronavirus y controlarlo en el caso de que llegue». No debe perderse de vista que en España residen ciudadanos con procedencia de Wuhan –una urbe de 11 millones de personas– y que, además, hay tres empresas españolas que tienen sede allí: Inditex, con siete locales; IAG, el conglomerado dueño de Iberia, Vuelin y British Airways; y la empresa de automoción CIE Automotive.

Por ello, el Ministerio de Sanidad ha elaborado junto a las comunidades autónomas un protocolo de actuación cuyo objetivo primero es tener mecanismos que permitan una rápida y eficaz detección del virus sin que ello suponga un colapso del sistema sanitario.

Detección a tiempo

La línea de actuación sería la siguiente: garantizar la detección a tiempo ante un posible caso de coronavirus, realizar el diagnóstico a la mayor celeridad en coordinación con el Centro Nacional de Microbiología y tomar las medidas de control necesarias sobre el infectado y también hacer un seguimiento a sus contactos más cercanos. Según el especialista, el paciente deberá ser aislado, y «si el hospital dispone de una habitación de presión negativa, mejor, pero no es fundamental». Dado que su letalidad no es excepcional, «alrededor de un 2,5%, mucho más baja que la de otras enfermedades a la que estamos acostumbrados», agregó Simón, en la mayoría de los casos solo serían necesarias medidas de soporte para aliviar la sintomatología. No obstante, el Ministerio de Sanidad asegura que dispone de varios tipo de antivirales y en cantidad suficiente por si fuera necesario, pero que «al tratarse de un virus nuevo no podemos saber si van a ser eficaces o no». «En China ya se está hablando de posibles antivirales útiles, pero necesitamos tener un seguimiento de los pacientes a los que se les ha administrado para saber de su eficacia», aclaró.

Preguntado si son necesarias medidas de prevención excepcionales con las personas que aterricen en España llegadas de Wuhan, el presidente del Centro de Coordinación de alertas puntualizó: «No hay que preocuparse, si están enfermas solo tienen que tratar de no tener contacto con otras personas y acudir inmediatamente a un hospital detallando de dónde proceden. Estamos en plena epidemia estacional de gripe y lo más probable es que sea eso. Si tienen una sintomatología gripal habrá que hacer pruebas para descartar la presencia de coronavirus. El resultado probablemente saldrá negativo».

Este protocolo, que se publicó en la web del Ministerio de Sanidad a última hora de la tarde de ayer, recomienda investigar la infección por coronavirus en aquellos casos que cumplan con al menos un criterio epidemiológico, esto es: una persona que haya viajado a Wuhan los 14 días anteriores al inicio de la sintomatología, o a cualquiera que esté en contacto directo con un infectado 14 días antes a la aparición de síntomas. También se investigará a aquellos que cumplan con alguno de estos criterios clínicos: una infección respiratoria aguda grave que precise ingreso hospitalario y fiebre o antecedentes recientes, así como infección respiratoria aguda (uno o más de los siguientes efectos: disnea, tos o dolor de garganta).

Control en los aeropuertos

Algunos países de nuestro entorno están empezando a implementar medidas de control de temperaturas en los aeropuertos para detectar posibles casos de contagio en los pasajeros con fiebre. En España, de momento, se ha descartado, ya que no hay vuelos directos a Wuhan. «Son procedimientos que en muy pocas ocasiones han demostrado su efectividad y no hay evidencia científica que avale su uso», opinó Fernando Simón. Al respecto, explicó asimismo que «los vuelos internacionales a veces producen fiebre y problemas respiratorios, así que implementar estas medidas solo supondría un estorbo importante en los movimientos de pasajeros», añadió.