China confirma la muerte del médico represaliado por lanzar la alerta del coronavirus

La situación de Li Wenliand empeoró en pocos días y tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos donde ha muerto hoy

Li Wenliang, uno de los primero médicos chinos que dieron la alarma sobre la aparición del nuevo coronavirus y fue acallado por las autoridades, ha muerto este jueves con 34 años de edad, tras resultar contagiado en el hospital de Wuhan donde trabajaba, según han publicado varios medios de comunicación y ha confirmado el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan. “Estamos profundamente tristes. Tenemos que celebrar el trabajo que hizo en la lucha contra el coronavirus”, ha explicado.

Poco después, la noticia ha sido confirmada por el propio Wuhan Central Hospital, el hospital en el que trabajaba a través de las redes sociales. Wenliand, “desgraciadamente, resultó infectado durante la lucha contra la epidemia del coronavirus”.

El pasado 31 de diciembre, Wenliang, oftalmólogo de 34 años, publicó en un chat que un grupo de trabajadores de un mercado de mariscos de Wuhan habían sido diagnosticados con una enfermedad similar al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) y que habían sido puestos en cuarentena en su hospital. En la conversación, Wenliang alertaba a sus colegas del brote y les recomendaba utilizar trajes de protección para tratar a los pacientes. Poco después, y en un intento de mantener en secreto la aparición del coronavirus, la Policía china acusó a Wenliang de difamación y fue detenido junto a otros médicos. El doctor fue obligado por las autoridades chinas a firmar un documento en el que reconocía que “había divulgado una información falsa” y que había “causado graves disturbios al orden social”.

El joven oftalmólogo no sabía que había descubierto un nuevo tipo de coronavirus, que ya deja más de 28.200 infectados, y que el contagio se producía antes de que los pacientes mostraran síntomas. Así es como él contrajo la enfermedad después de tratar a un persona infectada en su consulta. Wenliang fue hospitalizado el 12 de enero y días después se confirmó que padecía el coronavirus. Desde la cama del hospital, fue contando su historia en la red social Weibo y su imagen con un respirador se volvió viral en China, donde se ha convertido en un héroe.

La situación del doctor empeoró en pocos días y tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos donde, según varios medios, ha muerto hoy.