El loco mapa de Renfe: Vigo es portugués y han perdido el mar Gijón, Santander, Almería y Cádiz

La compañía cree que ha sido por un “fallo de diseño” y ya ha pedido perdón ante la mofa tuitera

Y nos quejamos cuando los norteamericanos no saben situar a España en el mapa del Mundo o incluso si creen que pueden, lo hacen muy cerquita de México, por idioma será. Pero es que tampoco nosotros ayudamos mucho. El mapa que ofrece Renfe en su revista mensual, Club+Renfe, podría llevar turistas a Vigo que se empeñaran en hablar portugués o llegar a Almería creyendo que tiene playa... y según Renfe, no.

Ha sido un periodista portugués, Ruben Martins, el que se ha dado cuenta de la metedura de pata del mapa de Renfe. “Los mapas de red de Renfe tienen a Vigo en Portugal, Lisboa en Santarém y Oporto casi en Viseu”, escribió en tuiter, con lo que abrió un intenso debate sobre el despropósito que supone que alguien quiera usar ese mapa como referencia de situación en el mapa o buscar ciudades con costa, que nos hemos quedado prácticamente sin ellas.

Y es que La Coruña y Ferrol se han quedado castigados sin costa, Pontevedra casi es Portugal, Orense hace de frontera con el país vecino y Vigo, sin mar, es portugués. No a todos los tuiteros portugueses les ha importado que Las Ciés pasen a su territorio, y los vigueses ya están acostumbrados a que los llamen portugueses.

Los asturianos han elevado el tono, ya que la eterna lucha entre Gijón y Oviedo por la costa ha quedado solucionada de un plumazo: Gijón ya no es dueña de la playa de Poniente y la capital ha perdido el centro geográfico en el Principado. Los cántabros tendrán que conducir ahora alguna hora si quieren llegar a la costa de Santander, ahora de interior.

Prácticamente todas las ciudades del norte peninsular han perdido sus playas (adiós La Concha y La Sopelana), pero no se quedan lejos Barcelona y Gerona, a kilómetros de sus bellas playas. De momento, Tarragona se salva y sigue en su sitio. Cerca del mediterráneo permanecen Castellón de la Plana , Valencia y Alicante, pero Murcia y Cartagena lo han perdido, mientras Almería se ha trasladado a Níjar y Cádiz pierde sus vistas al mar.

Otros se han fijado que París no está mucho más lejos que Lyón, casi en paralelo, y Badajoz nunca estuvo tan lejos de la frontera con Portugal.

Renfe no ha tardado en pedir disculpas por lo sucedido y ha achacado a un “fallo de diseño” el error en el gráfico que ha levantado gran revuelo en redes sociales.