Andalucía

Cae una red que obtenía permisos de residencia a través de falsas denuncias de malos tratos

La mujeres pagaban 10.000 euros y la organización les ofrecia los servicios de un hombre, también extranjero, dispuesto a simular la agresión

"Operación Cárpatos"
"Operación Cárpatos"

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en la provincia de Almería a una red organizada dedicada a la captación de mujeres extranjeras en situación irregular en el territorio español, quienes a cambio de una suma de dinero - que rondaba los 10.000 euros-, les ofrecían la posibilidad de conseguir una tarjeta de residencia en España siempre que presentaran denuncias falsas de violencia de género, simulando ser víctimas de malos tratos por parte de supuestas parejas con quienes pactaban el fraude, según informan medios locales.

Desde el mes de septiembre del año pasado, los agentes han ido recopilando indicios suficientes sobre esta trama formada por personas de origen rumano y magrebí. Al parecer, las mujeres eran captadas por estas redes que les garantizaban que se trataba de un proceso sencillo, eficaz y sin riesgos.

Según fuentes policiales, una vez convencida la mujer y siempre bajo el pago de la cantidad económica acordada (en torno a 10.000 euros), la organización ofrecía los servicios de un hombre, también extranjero, dispuesto a simular que ambos tenían una relación sentimental.

El siguiente paso consistía en acudir a un lugar público y, en presencia de otros ciudadanos, fingían tener una discusión que incluía la agresión física a la mujer, lo que provocaba que los propios testigos llamasen a la policía.

Las declaraciones de los testigos pusieron de manifiesto la utilización por parte de la “pareja” de insultos y frases en español, para que fuesen “perfectamente entendibles” por las personas que se encontraban en el lugar.

La falsa víctima, en el momento de la celebración del juicio, ratificaba su declaración, y a partir de ahí, se convertía en beneficiaria del elenco de servicios que la administración tiene establecido para las “verdaderas” víctimas de malos tratos.

La “Operación Cárpatos” se ha saldado finalmente con la detención 14 personas.

Las reacciones a esta noticia no se han hecho esperar y la desarticulación de esta red ha dado pie a los que vienen denunciando la ineficacia de la Ley de Violencia de Género y la indefensión de los hombres ante las denuncias falsas tanto en procesos de divorcio como para obtener papeles de manera irregular.