Coronavirus: los yihadistas dicen que es un castigo de Alá por la muerte de Baghdadi

Se alegran de los problemas humanos y económicos que la enfermedad causa a occidente

El fallecido líder yihadista Abu bakr al Bagdadi/ Europa Press
El fallecido líder yihadista Abu bakr al Bagdadi/ Europa Press

Desde que se conoció la epidemia del coronavirus, el Estado Islámico lo ha relacionado con una venganza de Alá contra los occidentales por sus “pecados” y por atacar a los musulmanes. Hoy, en su página oficial, van más lejos y señalan la enfermedad como una consecuencia de la muerte de su anterior califa Abu Bark Baghdadi en una operación antiterrorista de la Delta Force USA.

La fanatización de los yihadistas no tiene límite y el problema es que los “combatientes” se creen a pies juntillas las patrañas que les transmiten sus cabecillas.

“Sigo , dice uno de ellos, las actualizaciones sucesivas de la propagación del virus #Corona entre los países de la Alianza.Y sus repercusiones y efectos económicos, comenzando con el cierre de las fronteras entre países, lo que provoca una recesión económica fatal en la oferta y la demanda. Y vino a mente la oración del jeque Al-Baghdadi, que Dios lo acepte: oh Dios, ayúdanos con siete años de inclinación”.

El primer mensaje que lanzaron decía que era una venganza divina contra China por su lucha contra el terrorismo yihadista de los huigures en la provincia de Xinjiang y para evitar que se propague el islam en su interpretación más rigorista, la sharia, que es la que propugna el Estado Islámico,

Asimismo, se refieren al asunto de los refugiados sirios que tratan de llegar a Europa desde Turquía y qe cifran en 142.000.

“Estas personas están en la frontera griega de pie, de una manera humillante, esperando la simpatía de los infieles para entrar en sus hogares para que terminar sirviéndoles”.

Lo que no cuentan, obviamente, son los planes para infiltrar terroristas entre esos refugiados, como hicieron en los atentados de 2015 en París y, posteriormente, en Bélgica.

Como no puede ser de otra manera, todo lo relacionan con la voluntad de Dios, que ellos interpretan según sus conveniencias: “Dios Todopoderoso dice con gran habilidad que quien apoye la religión y establezca su ley lo glorifique”. Llama la atención que los que asesinan todos los meses a cientos de personas en todo el mundo, exclamen: “le pedimos a Dios perdón y bienestar”.