El primer perro con coronavirus muere dos días después de la cuarentena

La mascota estuvo aislada en un centro médico desde el 26 de febrero y fue liberada el sábado

Imagen del pomerania con su dueña
Imagen del pomerania con su dueña

El primer perro del mundo diagnosticado con coronavirus pasó la cuarentena en una instalación del gobierno de Hong Kong desde el pasado 26 de febrero y fue enviado a casa el pasado sábado después que un segundo análisis diera negativo. El perro, un pomerania de 17 años, falleció el pasado lunes de forma repentina.

Un portavoz del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de la ciudad (AFCD) dijo: “El departamento acaba de conocer por el dueño del perro que había fallecido el 16 de marzo. El dueño dijo que no estaba dispuesta a permitir una autopsia para examinar la causa de la muerte." El perro había sido sometido a cinco pruebas durante su cuarentena y las muestras nasales y orales arrojaron resultados “positivos débiles” para el virus, informa “South China Morning Post”.

No fue hasta que las dos pruebas, llevadas a cabo el 12 y 13 de marzo, probaron que las muestras del perro eran negativas cuando el departamento le permitió salir del centro y regresar a casa.

La propietaria de la mascota, una mujer de 60 años, estaba infectada y fue hospitalizada el 25 de febrero. Se recuperó y regresó a casa el 8 de marzo. Algunos de los contactos cercanos de la mujer también dieron positivo en la prueba del coronavirus. La composición genética del virus encontrado en el animal y en el de su dueña eran muy similares.

Las pruebas de serología, que buscan anticuerpos en la sangre, realizadas al perro el 3 de marzo dieron negativo.

De todas formas, hay bastante confusión en este aspecto porque nadie puede asegurar que oueda haber contagio de humanos a animales. Por un lado, los resultados de la secuencia del gen indican que el virus probablemente se propagó de las personas infectadas y posteriormente infectó al perro pero, por otro, las autoridades insisten en que no hay evidencia de que los animales de compañía puedan ser una fuente de infección o que puedan enfermar.

Hasta el momento, cuatro mascotas, un gato y tres perros, han sido aislados en las instalaciones de mantenimiento de animales en el puerto de Hong Kong.

Además del Pomerania, los otros tres animales, un gato exótico de pelo corto, un Shiba Inu y un mestizo, dieron negativo para el COVID-19.