Coronavirus

Así se propagaría el coronavirus en un avión

Una simulación muestra cuales son los asientos de las personas más propensas a contagiarse

Una simulación indica que con una sola tos hasta 10 personas estarían en riesgo de contagiarse de coronavirus en un avión
Una simulación indica que con una sola tos hasta 10 personas estarían en riesgo de contagiarse de coronavirus en un avión FOTO: Universidad de Purdue Archivo

La desescalada para volver a la nueva realidad se hará de forma progresiva y uno de los últimos pasos será la apertura de fronteras. Por lógica, esto debe mantenerse hasta que la incidencia del cronavirus sea nula o casi nula y para evitar rebrotes por casos importados. Además, hay que tratar de evitar los contagios en los aviones, donde la propagación de los virus es bastante sencilla debido a la cercanía de los asientos y la poca distancia entre personas.

Durante las últimas semanas hemos visto simulaciones de cómo se extendería el coronavirus al correr, en un supermercado o en una sala cerrada. Ahora le toca el turno a un avión. Una recreación realizada hace unos años por la Universidad de Purdue, Indiana, mostraba cómo las gotas de saliva expulsadas por la tos de un pasajero viajan por el resto de la cabina.

Según esta demostración, hasta diez personas podrían contagiarse debido a su ubicación y proximidad. La simulación muestra las partículas de saliva con virus y cómo éstas permanecen en el aire. Pero los científicos no están completamente seguros de que el SARS-CoV-2 se ajuste a esta categoría. Además, existen evidencias de que las gotas pueden viajar por el aire en oficinas, restaurantes y aviones a través del aire acondicionado.

Un GIF muestra exactamente cómo una tos en un avión puede propagar el coronavirus mortal a través de una cabina. Fue creado en 2014 por la Universidad de Purdue en Indiana y deja ver cómo las gotas de saliva de una tos causan una nube inicial de gérmenes, que luego se propagan por todo el avión en el aire.

Los científicos de Estados Unidos han demostrado que el virus puede sobrevivir en forma de aerosol (partículas pequeñas de saliva) y ser contagioso durante al menos tres horas. Sin embargo, la OMS argumentó que las condiciones eran altamente artificiales y no representaban lo que sucede en la vida real.

Sobre la propagación a través del aire acondicionado también se está investigando. Un estudio de publicado en la revista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el 2 de abril explicó cómo un grupo de contagios en Guangzhou, China, pudo haber sido causado por el aire acondicionado. Diez personas de tres familias distintas fueron diagnosticadas con el virus después de comer en el mismo restaurante. Los investigadores indicaron que tantos contagois no se podías haber producido por una simple tos o estornudo y que lo más probable es que el causante de la transmisión fuera el aire acondicionado.

Otro estudio publicado el 23 de abril arrojó algo de luz sobre la propagación alarmante del coronavirus en una oficina de Corea del Sur. Definieron a una persona en riesgo como aquella que trabajó, vivió o visitó el “edificio X” durante el 21 de febrero al 8 de marzo.

El equipo evaluó a 1.143 personas y 97 dieron positivo, 94 de las cuales estaban trabajando en el piso 11 de un centro de llamadas. El primer paciente trabajó en el piso 10. Había 216 empleados en el piso 11, lo que significa que el virus atacó al 43 por ciento. Todos los infectados estaban en el mismo lado de la habitación.

Shin Young Park y los autores escribieron: 'Este brote muestra alarmantemente que el Covid-19 puede ser excepcionalmente contagioso en entornos de oficina abarrotados, como un centro de llamadas. “La magnitud del brote ilustra cómo un entorno de trabajo de alta densidad puede convertirse en un sitio de alto riesgo para la propagación y potencialmente una fuente de transmisión adicional”.