“Te hago tu examen por 30 euros y los deberes por 10”: el negocio que sí funciona con el coronavirus

La nueva educación “online” se ha convertido en el escenario perfecto para los tramposos.

Anuncios de exámenes online
Anuncios de exámenes onlineLa RazónLa Razón

La nueva situación a la que se enfrentan los estudiantes, obligados a seguir las clases via digital y a relizar exámenes “on line” se ha convertido en un quebradero de cabeza para miles de estudiantes pero también en una barra libre para los tramposos y en una oportunidad de negocio para los que quieren sacar réditos de los vagos. Y es que mientras unos negocios se derrumban por la crisis el coronavirus otros, como el de la resolución de exámenes online, hacen su agosto.

Basta con meterte en cualquier página de anuncios por palabras como Milanuncios.com para toparse con un montón de ofertas de supuestos profesores o alumnos universitarios que están dispuestos a realizar los exámenes online por el alumno a cambio de un módico precio.

Los precios de los anuncios oscilan entre los 15 y los 35 euros. En la mayoría de los casos se anuncian como estudiantes universitarios que se ofrecen para exámenes o trabajos de matemáticas, física o química. La dinámica del fraude siempre es la misma: o bien se conectan en remoto al ordenador del estudiante y hacen la prueba por él a distancia, o bien, cuando los alumnos reciben el examen en la plataforma le hacen foto a los ejercicios y se los mandan al experto contratado. Mientras dura el examen los resuelve y envía al alumno que entrega el ejercicio ya resuelto y listo para enviar.

“Resuelvo exámenes y trabajos online o el mismo día de la prueba tanto en eso como en Bachiller. De todas las materias. Precio desde 35 euros. Me puedo conectar por remoto en tu ordenador para que veas como lo realizo” o “¿Cansado de estudiar durante el confinamiento? ¿Quieres aprobar pero la vaguería te gana? Yo te ayudo. Necesito el temario, la fecha de entrega y exámen, el pago se realizaría por Bizum” se puede leer en varios de los mensajes publicados.

Exámenes on line
Exámenes on lineLarazonLa Razón
Anuncio de exámenes on line
Anuncio de exámenes on lineLa razonLa Razón

Pero las trampas no se limitan a los exámenes. Los servicios ofertados también incluyen la realización de deberes e incluso trabajos universitarios. En uno de los anuncios, bajo el título “Te hago los deberes de matemática” te invitan a contratar a una persona que por el módico precio de 5 euros la hora realiza las tareas y trabajos que le solicitemos y establece que por lo general el precio serán 10 euros y lo recibiremos en un PDF a nuestro correo o en fotos a nuestro Whatsapp. En este caso, el pago se realiza a través de Paypal o Paysafecard. “Disfruta de tu tiempo, nosotros trabajamos por tí” es el slogan que sirve de gancho en otro de los anuncios en el que desde Cádiz se ofrecen a realizar todo tipo de trabajos: TFG, TFM, tésis y todo tipo de trabajos universitarios, previa petición de presupuesto.

El ladrón por delante de la polícía

Desde que la crisis del coronavirus obligó a suspender de las clases, el ingenio de los alumnos ha ido en todo momento por delante de los profesores. Son muchos lo que han tirado de picaresca y pericia digital para sacar buenos resultados con el mínimo esfuerzo.

En diferentes vídeos difundidos en redes sociales, los alumnos intercambian trucos para salir airosos de las tareas. En ellos se explica, por ejemplo, cómo copiar los deberes usando smodin.me, una web que reescribe el contenido en un orden diferente a partir de un texto original o se comparten aplicaciones útiles para los estudiantes más vagos. Algunas las apps más populares son Resumidor LK (para resumir textos automáticamente), Photomath (que escanea operaciones matemáticas y te las resuelve paso a paso), Sintaxis.org (que analiza frases sintácticamente), Didacterion (análisis sintáctico del latín) o Recursos1clic (tiene soluciones de la mayoría de problemas incluidos en los libros de texto). Esta última es una de las que más éxito ha recabado entre los estudiantes porque basta con meterte en tu curso, seleccionar tu libro de texto y te descargas en un PDF el tema con todo los ejercicios resueltos.

La picaresca ha llegado a tal extremo que centros y universidades buscan métodos para combatirla. El Ministerio de Universidades ya publicó un documento con varios sistemas para garantizar la certificación de la autoría y la vigilancia durante los exámenes. El “online proctored exams”es la medida con la que, a partir de la webcam del ordenador, se despliegan mecanismos de reconocimiento facial, de voz, de movimiento de los ojos, control de la pantalla del examen y/o control del hardware conectado al ordenador. Asimismo se puede realizar un barrido de 360º del entorno donde se realiza el examen para evitar que cuente con ayuda.

Los alumnos ya se han apresurado a criticar estas formas de control por atentar contra la intimidad de los estudiantes.

Ahora, y tal y como se plantea el inicio del próximo curso, solo falta saber si la enseñanza online realmente funciona y si el tramposo se impone al profesor.