España

Más de 2.500 efectivos lucharán este verano contra los incendios

En primera línea y en un "ambiente Covid" habrá 1.500 militares de la UME y otros 1.000 de las brigadas forestales y los aviones apagafuegos

Robles y Ribera bajan de uno de los aviones apagafuegos del 43 Grupo
Robles y Ribera bajan de uno de los aviones apagafuegos del 43 Grupo FOTO: Ministerio de Defensa

La campaña contra incendios de este año comenzó oficialmente el pasado lunes, 15 de junio, y está previsto que se prolongue hasta el 15 de octubre. Durante este tiempo, el Ministerio para la Transición Ecológica, el de Defensa y el de Interior coordinarán un dispositivo especial que incluye a más de 2.500 efectivos en primera línea, de los que unos 1.500 pertenecen a la Unidad Militar de Emergencias (UME) y un millar a las brigadas forestales y a los pilotos de los aviones apagafuegos. Un plan, marcado por la pandemia del coronavirus y las medidas de seguridad, que han presentado hoy la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Y lo han hecho en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), en uno de los hangares del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, una unidad clave en la lucha contra las llamas gracias a sus aviones apagafuegos. “Los españoles puede contar con los mejores hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas”, ha señalado Robles, quien ha destacado que los uniformados “siempre están en primera línea”. Por su parte, Ribera ha querido hacer hincapié en que “el trabajo en equipo y la capacidad de reacción rápida son claves”, mostrando su confianza en que “podamos vivir un verano lo más tranquilo posible”.

En concreto, el dispositivo para este año incluye, por un lado, los 1.500 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que estarán en primera línea, aunque hay otros cerca de 1.400 preparados para labores de apoyo o, si fuese necesario, desplegarse, tal y como confirmó el jefe de la Unidad, teniente general Luis Martínez Meijide en una reciente entrevista en LA RAZÓN. La activación de la UME, eso sí, dependerá del Ministerio del Interior.

A ellos se sumarán los 1.000 efectivos bajo dependencia del Ministerio de Transición Ecológica (que recientemente ha asumido las competencias en política forestal), entre los que se encuentran el personal de las brigadas forestales, los pilotos y mecánicos de las aeronaves apagafuegos y los técnicos. Un Departamento que pondrá también a disposición de esta campaña un total de 73 aeronaves (incluyendo drones) y siete unidades móviles sobre el terreno.

Eso sí, todo el personal vivirá esta misión en un “ambiente Covid”, lo que implica aumentar las medidas de protección, usar mascarillas y mantener la distancia, lo que se notará principalmente en la logística o en el tiempo de despliegue de los efectivos. La clave, como indicó el jefe de la UME, es “no enfermar”. Robles también se ha referido a este punto al recalcar la importancia de combinar esta misión contra los incendios con la seguridad de los efectivos que la llevan a cabo.

85 millones de euros

En total, el Departamento que dirige Ribera destinará a este objetivo 85 millones de euros: “Es un presupuesto necesario pero que se debe complementar también con una mayor concienciación y actuaciones preventivas”, ha señalado la también vicepresidenta cuarta.

En lo que se refiere a Defensa, además de los efectivos de la UME también ponen a disposición de la lucha contra los incendios al menos 11 de sus 17 aeronaves, en virtud del convenio interministerial rubricado esta mañana. En cuanto a Transición Ecológica, de los 1.000 efectivos, el grupo más numeroso (600) es el de las Brigadas de Refuerzo Forestales (BRIF), “la fuerza en la extinción sobre el terreno”, repartidos en diez bases por toda España. Junto a ellos también será clave la misión de las Brigadas de Labores Preventivas los Equipos de Prevención Integral.

En cuanto a medios puestos a disposición de las comunidades autónomas para luchar contra los incendios, serán 38 aviones, 31 helicópteros y cuatro drones, estos últimos principalmente para tareas de vigilancia nocturna. Además, habrá sobre el terreno siete unidades móviles y una decena de brigadas forestales

En cuanto a la situación actual, el Gobierno destaca que, en lo que va de año, “debido a la situación excepcional vivida por la pandemia, el confinamiento y las lluvias de primavera, el territorio afectado por los incendios ha sido un 50% inferior a la media”. Ya 2019 fue menos intenso y el ejercicio acabó con menos fuegos que la media de la década (11% menos de siniestros y 15% menos de superficie quemada”.