La española Rovi ayudará a Moderna a producir la vacuna contra el coronavirus fuera de EE UU

Ambas compañías sellan un acuerdo que permitirá la fabricación de millones de dosis en la planta de la farmacéutica española en Madrid

Los laboratorios españoles Rovi, especializados en la fabricación y comercialización de pequeñas moléculas y especialidades biológicas, ha alcanzado un acuerdo con Moderna, compañía biotecnológica pionera en terapias y vacunas de ARN mensajero (ARNm) para la fabricación a gran escala del llenado y acabado de la vacuna candidata ARNm contra la Covid-19 que está desarrollando esta última. Dicho proceso se realizaría en las instalaciones de Rovi en Madrid.

En virtud del acuerdo, Rovi proporcionará capacidad de llenado y acabado de viales mediante la adquisición de una nueva línea de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática y el etiquetado, y para dar soporte a la producción de cientos de millones de dosis de la vacuna candidata prevista, en principio, para abastecer mercados fuera de EE UU a partir de principios de 2021.

Rovi también contratará el personal adicional necesario para llevar a cabo las operaciones de fabricación y producción, según informa la compañía de los López-Belmonte en un comunicado. El CEO, Juan López-Belmonte, asegura que “estamos muy contentos por la colaboración con Moderna, cuya vacuna contra la Covid-19 es una de las más avanzadas en la carrera por resolver esta crisis sanitaria. Nos ilusionaría enormemente que Rovi pudiera formar parte de la solución a esta pandemia que nos afecta a todos y apoyar a Moderna en su abastecimieto a gran escala. Nuestra probada experiencia y capacidades como fabricante de inyectables para terceros nos ha permitido alcanzar este acuerdo, que contribuiría al fortalecimiento de nuestra área de fabricación, proporcionándonos, previsiblemente, una oportunidad de crecimiento significativo de esta área”.

La vacuna de Moderna, ARNm-1273, es una candidata contra la COVID-19 que codifica una forma estabilizada de prefusión de la proteína Spike (S), que fue diseñada por Moderna en colaboración con investigadores del Centro de Investigación de Vacunas (VRC) del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), una parte del Instituto Nacional de Salud (NIH). El 8 de julio, se completó el reclutamiento del estudio de Fase II de ARNm-1273. Se espera que el estudio de Fase III de Moderna, de aproximadamente 30.000 participantes, comience en julio de 2020.