El Pozo Alimentación se convierte en espacio cardio protegido

La compañía ha sido certificada por Emergency Global System al contar con el equipo y personal necesario para atender de forma rápida y eficaz a personas que han sufrido un paro cardíaco

Uno de los desfibriladores de los que dispone El Pozo Alimentación
Uno de los desfibriladores de los que dispone El Pozo AlimentaciónLa Razón

El Pozo Alimentación, una de las grandes empresas del sector alimenticio español, acaba de recibir un reconocimiento como espacio cardio protegido por la certificadora Emergency Global System al contar con el equipo y personal necesario para atender de forma rápida y eficaz a personas que han sufrido una parada cardiorrespiratoria en el interior de las instalaciones. La compañía dispone de tres desfibriladores externos automáticos y el personal formado específicamente para su uso. Los aparatos incluyen un software de telecontrol con geolocalización, llamada automática a los servicios sanitarios de la Comunidad Autónoma, así como también están disponibles los siete días de la semana y las 24 horas. Ante esto, El Pozo ha sido certificada al contar con la rapidez y eficacia, así como con el equipo y personal cualificado y necesario para dicho fin.

Estos desfibriladores son capaces de analizar el ritmo cardíaco de la víctima, identificar si existe algún tipo de arritmia mortal y proporcionar descargas eléctricas hasta que el ritmo sea compatible con la vida. Su utilización no supone ningún peligro para la persona que lo utiliza, gracias a su sencillo funcionamiento. Este reconocimiento confirma la firme voluntad de la compañía de garantizar la salud y bienestar de sus más de 5.000 trabajadores. La empresa cuenta con dos centros médicos que prestan asistencia las 24 horas del día, atención farmacéutica y servicio de psicología clínica y una amplia oferta de actividades deportivas para uso exclusivo de su equipo humano.