El sospechoso del caso Madeleine exige su liberación inmediata

Christian Brueckner compareció ante la justicia para argumentar que su detención violó el derecho internacional

Imagen de la ficha policial de Brueckner cuando fue detenido en Italia en 2018
Imagen de la ficha policial de Brueckner cuando fue detenido en Italia en 2018AP AP

El principal sospechoso en el caso de Madeleine McCann jha exigido esta mañana exigió su liberación inmediata a pesar de haber sido condenado por abusar sexualmente de una turista norteamericana de 72 años en el Algarve en el año 2005, dos años antes de la desaparición de Madeleine. Brueckner está en la prisión de Kiel, cumpliendo una condena de 21 meses por tráfico de drogas. Al haber cumplido las dos terceras partes de la condena, ya tendría derecho a salir en régimen de semi libertad pero no se ha ejecutado esa decisión a la espera de la resolución judicial sobre la sentencia de violación.

Las autoridades temen que si accede al tercer grado, aproveche alguno de los permisos para salir del país y refugiarse en algún territorio en el que no haya posibilidad de extradición, por lo que quedaría impune y no se le podría juzgar por la desaparición y asesinato de la niña británica que desapareció de Praia da Luz el 3 de mayo de 2007.

Los abogados de Christian Brueckner comparecieron ante cinco jueces del Tribunal de Justicia de Luxemburgo e insistieron en que la condena a siete años de prisión para su cliente por atacar brutalmente a un pensionista estadounidense debería ser anulada.

para ello, argumentarón que se habían vulnerado el derecho internacional al llevarlo a juicio por violación porque fue extraditado de Portugal en junio de 2017 en virtud de una orden internacional por abuso de menores y no por el que fue condenado.

Representantes de los gobiernos irlandés y alemán escucharon las argumentaciones de los letrados y los jueces, liderados por el presidente Michail Vilaras, tomarán una decisión en las próximas semanas.

Pero la legislación europea es clara en este asunto. Según la Ley de Asistencia Mutua Internacional: “Las personas extraditadas por un Estado miembro de la UE sobre la base de una orden de detención europea no pueden ser procesadas, condenadas o sometidas a una orden de detención por un acto cometido antes de la entrega que no sea la base de la rendición“.

La situación de Brueckner,, de 43 años, ha cambiado mucho en las últimas semanas. Desde que fuera nombrado como principal sospechoso de la desaparición y muerte de Madeleine, se le ha puesto en el ojo del huracán. Se está investigando a fondo su pasado, sus amigos, sus relaciones... todo. En prisión vive aislado, protegido por varios funcionarios porque ha recibido numerosas amenazas de muerte y se teme por su vida.

Alemania está tratando el caso Maddie como una investigación de asesinato, y las autoridades allí han dicho que tienen evidencia de que la niña está muerta.

El fiscal principal, Hans Christian Wolters, quien lidera la investigación, dice que el resultado de la audiencia del TJCE podría resultar en la anulación de la condena por violación de Bruckner. “La defensa busca que la Corte Federal de Justicia revoque la condena por violación, la corte suprema de Alemania. La defensa puede lograr esto si el TJCE considera que el consentimiento de Portugal fue necesario”.