Sanidad registra 580 brotes activos de coronavirus y calcula que detecta hasta el 70% de los casos

Simón: “La segunda ola llegará cuando tengamos transmisión comunitaria descontrolada”

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha informado de que el Ministerio de Sanidad tiene registrados actualmente 580 brotes activos de COVID-19, que están asociados a 6.900 casos, frente a los 560 que notificó este lunes. En la última semana, sin embargo, han dejado de estar activos 154 brotes. En rueda de prensa este jueves, el epidemiólogo ha resaltado que el CCAES calcula que España está detectando “entre el 60 y 70 por ciento de casos” en estos momentos, mientras que se situaba en “menos del 10 por ciento” durante los peores momentos de la pandemia a nivel de transmisión comunitaria, en los meses de marzo y abril.

Simón ha descartado que País Vasco esté en una segunda ola de coronavirus, tal y como la ha descrito este jueves la consejera vasca de Salud. “Podemos llamar a esto casos asociados a brotes, transmisión de fondo hasta cierto punto controlada porque la mayor parte proceden de brotes conocidos, pero llamarlo ‘segunda ola’, hasta que no tengamos una transmisión comunitaria descontrolada que no esté mayoritariamente asociada a brotes prefiero ser un poco prudente. Porque se pueden generar percepciones de riesgo distintas a las que realmente estamos viviendo”, ha argumentado.

Sobre el dato del 70 por ciento de casos detectados, ha valorado que el objetivo ahora es “detectar lo más que podamos”. “Es la mejor forma para poder controlar la transmisión”, ha resaltado. En este sentido, ha resaltado que “antes de que llegue septiembre y la mayor parte de la población vuelva a sus puestos de trabajo”, el fin debe ser “tratar de llegar con la menor transmisión comunitaria posible”. “Si en septiembre se produce una cierta transición asociada a la vuelta de la actividad laboral y educativa, el proceso de incremento será más lento, permitiéndonos reaccionar con márgenes mucho mejores”, ha detallado.

2.747 ingresados en hospitales

Simón ha informado de que 2.747 personas están ingresadas actualmente en hospitales españoles por COVID-19, 292 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según datos facilitados por las comunidades autónomas al Ministerio de Sanidad. “Tenemos una capacidad de detección muy alta viendo el número de asintomátios que detectamos. Y la letalidad también está en unos niveles muy bajos, por debajo el 1 por ciento”, ha valorado, añadiendo que en la última semana se han detectado 222 casos importados, “un número realmente muy pequeño con respecto al total”.

El experto del Ministerio ha anunciado que en los últimos siete días un total de 106 sanitarios han iniciado síntomas de COVID-19, mientras que desde el comienzo de la desescalada esa cifra se eleva a 3.377. El 50 por ciento pertenece a centro sanitarios, el 40 por ciento a sociosanitarios y al 10 por ciento en otro tipo de centros. Sin embargo, Simón ha puntualizado que solo el 20 por ciento de los positivos en sanitarios se han originado en centros sanitarios, y un 23 en sociosanitarios, como residencias.

El porcentaje de asintomáticos en la última semana ha sido de alrededor del 50 por ciento, según Simón. Sin embargo, ha apuntado que existe una "variabilidad importante" entre CCAA, desde el 15 por ciento de Madrid hasta más del 80 por ciento en País Vasco. "La mayor parte se encuentra entre el 50 y el 60 por ciento. En alguna se ha producido una bajada del porcentaje de asintomáticos. Todavía no es grave pero hay que tener cuidado", ha advertido.

El epidemiólogo ha sostenido que la edad media de los casos sigue bajando, y que esta es una de las razones por las que pese a que algún hospital “está incrementando los ingresos, ninguno está en riesgo de colapso”. “Para nada”, ha apostillado. Así, la edad media de positivos se sitúa en 40 años en hombres y 43 en mujeres en el cómputo global de la pandemia, mientras que baja de los 40 años si se analizan únicamente las últimas semanas.

“Aumento progresivo de casos”

Simón ha reconocido un “aumento progresivo” del número de casos sospechosos, pero ha matizado que “es lógico a medida que se identifican más brotes”. De acuerdo con las cifras que ha expuesto en rueda de prensa, hace cuatro semanas se identifican 55.000 sospechosos semanales, la semana pasada 75.000 y esta 81.906. De todos ellos, se hace una prueba PCR a más del 93 por ciento.

En cuanto a los 22 fallecidos en la última semana, ha informado de que la edad mediana es de 83 años. “Eso no implica que no tengamos casos de personas más jóvenes, como algunos en los 50 o en los 60. Cualquier persona de cualquier edad puede estar afectada, en todas las edades hay contagiados y fallecidos. Tenemos que tener mucho cuidado no solo con los vulnerables sino también con los jóvenes, les puede producir cuadros graves”, ha advertido.

El “gran peligro”, los brotes asociados al ocio nocturno

Al igual que los últimos días, el mayor número de brotes se ha producido por fiestas familiares o particulares (106 brotes con 900 casos vinculados). “Son brotes que hay que controlar pero con brotes relativamente pequeños y poblaciones que se pueden identificar hasta cierto punto de forma clara”, ha puntualizado Simón.

Sin embargo, a su juicio, el gran peligro se encuentra en los 46 brotes con 1.500 casos asociados a los locales de ocio nocturno. “Son más difíciles de seguir e identificar, a veces proceden de zonas geográficas más amplias... es más complicada su gestión”, ha explicado. En el sector hortofrutícola, hay ahora mismo 30 brotes con 500 casos, “muchos menos que hace un mes”.

“Esto implica que hasta cierto punto las medidas de control es muy probable que tuvieron su efecto. Pero tenemos que tener mucho cuidado cuando las campañas cambian de zona geográfica. Sigue existiendo el riesgo de que aparezcan brotes”, ha advertido.