Tres guardias civiles tiroteados al irrumpir en una plantación del conocido como “Triángulo de la maría”, en Cádiz

Un dispositivo de 250 agentes busca a los tres autores mientras uno de los guardias está grave en el hospital. Dos vehículos también han sido embestidos esta madrugada en Málaga cuando iban a abortar un alijo de droga

Tres agentes de la Guardia Civil en Cádiz se encuentran en el hospital tras haber sido recibidos la tarde de ayer con disparos cuando investigaban una plantación de marihuana en Bornos (Cádiz). Según denuncia la Asociación Unificada de Guardia Civil (AUGC), uno de ellos está grave con impacto por arma de fuego en el tobillo aunque se encuentra fuera de peligro y los otros dos con heridas consideración. Todos permanecen ingresados en el hospital comarcal Virgen de la Montaña. Compañeros de otras unidades buscan a tres personas como presuntos autores en un dispositivo de más de 250 agentes de la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron la tarde de ayer entre Bornos y Villamartín (estas dos localidades y Grazalema se conoce en argot policial como “El triángulo de la María” por la cantidad de plantaciones que hay). Los agresores dispararon a los agentes con cartuchos de caza y con escopetas de perdigones. Los presuntos autores pertenecen a un clan, son conocidos en la sierra de Cádiz y cuentan con antecedentes. Ahora se dedicaban a la plantación de marihuana en la sierra de Cádiz y ya han sido localizadas 7 plantaciones.

Desde la AUGC, lamentan lo que ha ocurrido a sus compañeros y reclaman al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, un incremento de la plantilla de la Guardia Civil en al provincia de Cádiz. “Los hechos evidencian la necesidad de reforzar con más efectivos policiales y más medios técnicos la lucha contra el narcotráfico”, sostiene el portavoz de la asociación, Pedro Carmona. “Esta situación viene a reforzar aún más las reivindicaciones de AUGC sobre al necesidad de considerar la provincia de Cádiz como zona de especial singularidad por su peligrosidad y el alto sacrificio que realizan los agentes”, asegura.

Y es que la violencia que ejercen clanes y mafias contra los agentes de seguridad en la costa andaluza no da tregua. Esta misma madrugada sus compañeros de Málaga sufrieron un ataque similar cuando se disponían a abortar un alijo de hachís. Según denuncia la misma asociación en redes sociales, dos vehículos de la Usecia en Costa del Sol fueron embestidos y los agentes también resultaron heridos leves. Desde AUCG Málaga solicitan más medios “para combatir esta lacra del nacotráfico que está pegando fuerte en Málaga”.