España ya es el primer gran país con mayor tasa de muertes del mundo

Solo está por debajo de estados mucho más pequeños como San Marino, Andorra, Perú y Bélgica. Los rebrotes mantienen a nuestro país en el «top ten» de naciones con más infectados del planeta

España no logra salir de la lista de los estados peor parados por la pandemia de Covid-19. De hecho, empeora. Después de los centenares de rebrotes producidos durante el verano, e inmerso ya en una segunda oleada que fue negada durante semanas por las autoridades sanitarias, nuestro país ha vuelto a desbancar al Reino Unido en el fúnebre ranking de muertes por millón de habitantes, el que mide con más precisión el impacto del coronavirus y permite una comparación homogénea de la evolución de la enfermedad entre todas las naciones del planeta. En total, según los datos de Worldometers, un contador web que recopila estadísticas oficiales de Covid-19 en tiempo real, España contabiliza 625 fallecidos por cada millón de ciudadanos, dejando así atrás a Reino Unido, también muy golpeado por la pandemia, que se queda en 611. Nuestro país sólo tiene por delante a dos estados muy pequeños, San Marino y Andorra, que contabilizan 1.237 y 686 muertes por millón de habitantes, respectivamente; a Perú, con 890 y a Bélgica, con 853.

De acuerdo con estas cifras, España es el país más afectado de entre todos los grandes que hay en el mundo, muy por delante, por ejemplo, de Italia, con 587; Estados Unidos, con 577; Brasil, con 686; México, con 514; Francia, con 470; o Alemania, con 112. Dichas estadísticas podrían ser, sin embargo, irreales e incluso mucho peores, pues sólo recopilan los datos establecidos como oficiales por los propios Gobiernos, y en España la cifra oficial de muertos de la que informa el Ministerio es de 29.234. Si se tuviese en cuenta la cifra de 44.690 personas de más que han fallecido entre el 13 de marzo, al poco de estallar la pandemia, y el 26 de agosto, con respecto al mismo periodo del año anterior, y de la que da cuenta el informe de monitorización de la mortalidad diaria, la tasa de muertes por millón de habitantes escalaría hasta los 955, lo que situaría a la cabeza mundial en esta estadística, por encima de todos los países, y sólo por detrás de San Marino. Si se tuvieran en cuenta los alrededor de 48.000 muertos extra que apuntan el Instituto Nacional de Estadística (INE) y otros organismos o colectivos profesionales, la cifra superaría los 1.000 muertos por millón: 1.026, exactamente.

A la cabeza en contagios

En lo que respecta al número total de fallecidos, España se mantiene también en la lista de los peores países con las cifras oficiales, sólo por detrás de Estados Unidos, con 191.058 defunciones por Covid-19; Brasil, con 124.729, India, con 68.569; Reino Unido, con 41.527, o Francia, con 30.706, aunque la población de todos estos estados es mucho mayor que la española.

Las estadísticas recopiladas por Worldometers sitúan también a España a la cabeza de los contagios a nivel mundial. En concreto, figura en novena posición, sólo por detrás de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia, Perú, Colombia, Suráfrica y México. Las cifras del contador revelan, no obstante, que nuestro país se sitúa también en el grupo de cabeza de pruebas de detección realizadas, cuya práctica se ha ido generalizando tras la parálisis inicial de marzo y abril. En total, los servicios de salud autonómicos han realizado más de 9,2 millones de test, muchos más que en México, Perú, Francia o, incluso, Italia. La estadística también favorece a España en número de test por millón de habitantes, al contabilizar casi 197.000 hasta el día de ayer. Es una cifra lejana aún con respecto a los 259.310 realizados en Reino Unido, o los 256.172 y 259.000 de Estados Unidos y Rusia, respectivamente, pero mucho mayor que la arrojada en otros países como Italia, Alemania o Francia, por poner sólo algunos ejemplos.