La Unión Europea pide calma ante la pausa de la vacuna de Oxford

Bruselas recuerda que hay acuerdos con otros fabricantes

La Comisión Europea (CE) dijo este miércoles que la interrupción de los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca es algo que “puede suceder de manera normal en cualquier ensayo clínico” y señaló que “un único evento no es suficiente para sacar conclusiones en firme”.

En una rueda de prensa, el vicepresidente de la CE Maros Sefcovic subrayó que el Ejecutivo comunitario estaba al tanto de la situación de los ensayos de AstraZeneca, ahora en pausa después de que un voluntario en el Reino Unido sufriera una reacción adversa.

Bruselas tiene con AstraZeneca el contrato más avanzado de compra anticipada de dosis de los que ha negociado hasta ahora con diferentes laboratorios que trabajan en una inmunización contra el coronavirus, que le garantiza acceso a al menos 300 millones de dosis y abre la puerta a la adquisición de 100 millones adicionales.

“La Comisión Europea nunca comprometería la seguridad o el tiempo necesario para asegurarla en los ensayos clínicos. Que sea segura es un requisito fundamental en cualquier vacuna que llegue a los mercados europeos”, resaltó Sefcovic.

En cualquier caso, apuntó que el aplazamiento de un ensayo clínico en esta fase “es algo que puede pasar de forma normal” y no lo consideró “suficiente para sacar conclusiones en firme”.

Además, recordó que Bruselas está intentando cerrar acuerdos para disponer de una cartera de candidatas a vacunas “amplia y diversa”. En las últimas semanas, Bruselas ha alcanzado preacuerdos similares con Sanofi-GSK, Johnson & Johnson, CureVac y Moderna y este miércoles anunció uno más con BioNTech-Pfizer.