Redmadre ayudó a más de 30.000 mujeres en situación de vulnerabilidad en 2019

Un 1,9% más mujeres que en 2018 recurrieron a la fundación ante la falta de apoyo a la maternidad

Antes de que estallara la crisis del Covid, 31.849 mujeres en situación de vulnerabilidad a causa de su maternidad recurrieron a la Fundación Redmadre con el fin de seguir su embarazo adelante. Se trata de un 1,9% más que en 2018. “Cada año aumenta el número de mujeres menores de 30 años que nos piden apoyo. Mujeres que no han terminado sus estudios, no tienen pareja estable y la mayoría están desempleadas. Son mujeres que se sienten desamparadas por las Administraciones públicas frente a su embarazo”, afirma en un comunicado Amaya Azcona, directora general de Fundación Redmadre.

Según esta entidad, las dudas de si seguir o no con un embarazo imprevisto se disuelven cuando la mujer cuenta con el apoyo de su pareja y de su entorno más cercano. En este sentido, Redmadre ha percibido un aumento del apoyo del entorno. De hecho, el 61,92% de las mujeres que solicitaron ayuda en 2019 contaba con el apoyo del padre de su hijo, y el 59,29% tenía apoyo familiar.

De las mujeres que solicitaron ayuda a la fundación, 16.230 embarazadas no tenía dudas sobre su maternidad pero se encontraban en situación de vulnerabilidad (4.666 más que en 2018); 2.893 se plantearon interrumpir el embarazo y el 89,23% siguió con la gestación al recibir apoyo. De todas ellas, 12.726 eran madres con hijos de cero a dos años. Más de la mitad de ellas tenía entre 18 y 29 años y más del 47% eran españolas. Además, el 73,57% estaba en situación de desempleo.