Un tipo de luz ultravioleta logra matar al coronavirus sin dañar a las personas

Casi el 100 % del SARS-CoV-2 muere en cuestión de segundos, según afirma un grupo de científicos japonés

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Hiroshima (Japón) ha evidenciado que el uso de luz ultravioleta C con una longitud de onda de 222 nanómetros (nm) logra eliminar “eficazmente” el SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad conocida como Covid-19.

Otros estudios que involucran este tipo de luz ultravioletas solo han analizado su potencia para erradicar los coronavirus estacionales que son estructuralmente similares al SARS-CoV-2, pero no al virus causante del COVID-19 en sí.

Ante esto, los investigadores japoneses, cuyo trabajo ha sido publicado en el ‘American Journal of Infection Control’, han desarrollado un experimento in vitro que ha mostrado que el 99,7 por ciento del cultivo viral del SARS-CoV-2 murió después de una exposición de 30 segundos a una irradiación de luz ultravioleta de 222 nm a 0,1 mW/cm 2.

Esta longitud de onda no puede penetrar en la capa externa del ojo y de la piel de las personas, por lo que los expertos han asegurado que no dañará las células vivas que se encuentran debajo. “Esto la convierte en una alternativa más segura pero igualmente potente a las lámparas que se utilizan en la desinfección de las instalaciones sanitarias”, han zanjado los investigadores.

No obstante, los expertos han destacado la necesidad de que se realice una evaluación adicional de la seguridad y eficacia de la irradiación de esta luz matar al coronavirus en superficies del mundo real, ya que su estudio solo investigó su eficacia in vitro.