Sanidad pide cancelar eventos en los que se cante y beba alcohol

Un protocolo clasifica los actos públicos según su nivel de riesgo ante la Covid-19 y aconseja reducir la duración lo máximo posible

El Ministerio de Sanidad ha dictado un conjunto de recomendaciones a las autoridades sanitarias de todo el país acerca de la celebración de eventos y actividades multitudinarias en el contexto de lo que denomina «nueva normalidad» por Covid-19. El documento propone cancelar o posponer los actos o encuentros «de muy alto y alto riesgo» y «establecer una serie de condiciones en cuanto a limitaciones del aforo de participantes y medidas de prevención en los eventos de moderado o bajo riesgo».

¿Cuáles son unos y otros? El texto recuerda que el riesgo de propagación de Covid-19 en eventos o actividades multitudinarias depende, entre otros, de la situación epidemiológica, de las características de los encuentros y de la capacidad para la adopción de medidas de prevención de control. Además, subraya que «un elemento de partida en la evaluación del riesgo, que deberán realizar las autoridades de salud pública o quien la comunidad autónoma determine, es la situación epidemiológica, que debe constatar un nivel bajo de transmisión en la comunidad autónoma, provincia, municipio o unidad territorial en el que se desarrolle el evento».

El documento, fechado el 16 de este mes, añade que «posteriormente se analizarán las características del evento y los participantes, teniendo en cuenta cada una de las consideraciones previamente detalladas que determinan el mayor o menor riesgo de contagio del Covid-19». En este sentido, subraya que «es preciso adoptar estrategias de mitigación de aquellos riesgos anteriormente identificados. La capacidad o no de adoptar medidas de prevención y control en mayor o menor grado será determinante para definir si es posible realizar o no el evento o establecer una serie de condiciones para ello».

Sanidad propone valorar el aforo y el riesgo de aglomeraciones en entradas o baños, el origen de los participantes, la posibilidad de mantener la distancia de seguridad o la clase de evento, así como la movilidad de los asistentes dentro de las instalaciones o los desplazamientos en los que se desarrolla. A la hora de determinar si el acto en sí encierra potencial peligro de Covid-19 para los participantes en el mismo, aconseja a las autoridades sanitarias autonómicas y locales analizar una serie de características.Considera que pueden ser de alto riesgo reuniones con un alto porcentaje de participantes de otras áreas con mayor incidencia, con un alto porcentaje de participantes considerados vulnerables, o aquellas con un alto porcentaje también de participantes que realizan actividades de alto riesgo. Como ejemplo, cita «cantar, contacto físico o compartir materiales». También propone evaluar como alto riesgo los eventos «si no es posible mantener la distancia física en ningún momento», aquellos que se celebran en espacios interiores sin ventilación o con ventilación insuficiente, los que cuenten con un alto porcentaje de participantes de pie en movimiento, los que presenten un «número elevado de lugares donde se puede producir un contacto estrecho», en los que haya «un alto porcentaje de consumo de alcohol» y los que tengan una duración de dos o más horas.

Según el protocolo, convendría valorar su cancelación o modificar sus condiciones antes de que lleguen a celebrarse. Sanidad considera de «riesgo medio» y, por tanto, también susceptibles de cancelarse o suspenderse otros eventos similares a los de alto riesgo, pero en los que, por ejemplo, haya sólo un porcentaje moderado de participantes de otras áreas con mayor incidencia o de personas vulnerables.

También encuadra en este grupo los que cuenten con un alto porcentaje de participantes sentados o de pie, pero inmóviles, en los que haya un consumo minoritario de alcohol y los que duren entre una o dos horas. Sanidad considera en cambio de bajo riesgo aquellos actos en los que no se distribuyen este tipo de bebidas, los que duran menos de una hora, los celebrados en espacios exteriores y los que cuentan con un alto porcentaje de participantes sentados todo el tiempo. Para reducir el riesgo en los que se pueden celebrar, Sanidad aboga por establecer un plan de actuación ante la aparición de casos sospechosos, flexibilizar las políticas de reembolso de entradas oimplementar sistemas que permitan un registro de identificación.