La vacuna rusa genera hasta dos años de inmunidad y sin efectos adversos

Sputnik V ha sido probada en 5.000 voluntarios

Los 5.000 voluntarios que han probado la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V no han presentado efectos adversos significativos durante los ensayos, según ha contado el director del Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexander Guintsburg.

“Sputnik V se administró a más de 5.000 ciudadanos durante las pruebas clínicas y la vacunación de los voluntarios, sin que se registraran reacciones colaterales indeseables, excepto las descritas en la instrucción médica”, ha indicado Guintsburg, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

Rusia registró oficialmente el 11 de agosto la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Gamaleya en cooperación con el Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR) y que actualmente se encuentra en la tercera fase de ensayos clínicos.

Según sus desarrolladores, Sputnik V genera hasta dos años de inmunidad. La vacuna consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26 y el segundo, en el adenovirus humano recombinante tipo 5. El medicamento se administra dos veces, con un intervalo de 21 días. La vacuna pasó dos fases de pruebas y la tercera y definitiva se lleva a cabo en la actualidad.