¿Qué es un test de antígenos y cómo funciona?

Los test de antígenos permiten determinar si hay infección activa al detectar las proteínas del virus

El Ministerio de Sanidad ha aprobado los test antigénicos como herramienta rápida de diagnóstico y cribado, dentro de su ‘Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de la COVID-19’.

Las comunidades están haciendo acopio de estos test para saber con mayor rapidez la incidencia del coronavirus y hacer frente antes a posibles contagios, que podrían provocar los asintomáticos.

Solo Madrid ha adquirido cinco millones de estos test, con un coste de 4,5 euros por unidad, y esta misma semana se empezarán a aplicar en Puente de Vallecas, una de las 45 zonas básicas de salud que están en aislamiento perimetral.

Este tipo de prueba permite identificar proteínas del virus, en este caso de la COVID-19, lo que hasta ahora no era posible, y seleccionar con mayor rapidez quién está contagiado y quién no, según explica a Efe el especialista en enfermedades infecciosas Vicente Soriano.

Varios laboratorios han comercializado estos nuevos test. Los de la farmacéutica Abbot, adquiridos por la Comunidad de Madrid, tienen una fiabilidad de más del 97 % si el frotis nasofaríngeo es recolectado dentro de los siete días posteriores al inicio de los síntomas.

Sus resultados son prácticamente iguales que las PCR en pacientes sintomáticos durante los primeros 6 días desde el inicio de los síntomas, y se consideran, por tanto, de gran utilidad en casos sintomáticos sospechosos al incrementar la probabilidad de detección en los primeros 5-7 días.

El test de antígenos “identifica mejor a los contagiosos”, frente al test de anticuerpos, que permite conocer si la persona tuvo en el pasado la infección por el virus de la COVID-19; o la PCR, que determina si, actualmente, esa persona tiene la infección, mediante la identificación de material genético, ha precisado Soriano, especialista en Medicina Interna.

La diferencia de esta nueva prueba, respecto a las anteriores, ha agregado, es que permite identificar antígenos, proteínas del virus, y, en consecuencia, “identificar mejor a los que son contagiosos”, que son las personas que están replicando el virus, pueden enfermar y transmitirlo a otras personas.

¿Cómo funcionan?

Quizá la comparación más gráfica sea con un test de embarazo, aunque en vez de orina se analizan muestras extraídas del tracto respiratorio superior. En el test de antígeno de COVID-19 se recoge muestra con un palito en nariz o saliva; se deposita en un tubo; se desliza en una tirita de plástico, y en menos de media hora, se conoce su resultado, frente a las 24 horas de la PCR.

El coste no supera los 5 euros, frente a los 100 que, como mínimo, señala el especialista, cuesta la PCR en un laboratorio con personal especializado, que no se precisa con este nuevo método. Además, esta nueva prueba se puede realizar en casa o en la consulta médica, (en este caso, del profesional de Atención Primaria) y puede repetirse.

¿Cuántas pruebas hay para diagnosticar el covid-19?

Test de ARN (de diagnóstico).

-Utilizan una muestra nasofaríngea que se analiza en un laboratorio. Con este tipo de prueba (incluye los PCR y otros test de ácidos nucleicos) se detecta la presencia de material genético del virus.. Se trata de un test de infección activa, que en 4 horas ofrece muy buena sensibilidad y especificidad. En 24 horas permite llegar a obtener hasta 1.500 resultados.

Test inmunológicos. Pueden ser a la vez:

- De diagnóstico (antígeno): se trata de test cuantitativos que, a partir de una muestra nasofaríngea analizada en el laboratorio, detecta proteínas del virus. Son una prueba de infección activa y a la hora se pueden obtener hasta 200 resultados.

- De cribado (anticuerpo): también son cuantitativos y se realiza mediante una muestra de sangre analizada en el laboratorio, que detecta anticuerpos producidos frente al virus a los 7 días aproximadamente desde los síntomas. Es una prueba indirecta de inmunidad, de que la enfermedad está activa o ha sido pasada. Al igual que el de diagnóstico se pueden obtener hasta 200 resultados a la hora. .

Test Rápidos que pueden dividirse en:

- Test rápidos de diagnóstico (antígeno): en este caso, la muestra es nasofaríngea y se realiza con o sin equipos portátiles, al lado del paciente. Se trata de un test cualitativo que detecta proteínas del virus. Supone una prueba de infección activa y los resultados pueden conocerse a los 10-15 minutos.

- De cribado (anticuerpo): la muestra es de sangre, con o sin equipos portátiles, se realiza al lado del paciente y detecta los anticuerpos a los 7 días aproximadamente desde los síntomas. Es una prueba indirecta de inmunidad o de que la enfermedad está activa o pasada. Sus resultados también están disponibles en 10-15 minutos.