Los científicos alertan del aumento en España de otra bacteria

Investigadores mapean la enfermedad causada por el neumococo y alertan de un aumento de casos

Un equipo de científicos ha generado un mapa que radiografía la enfermedad causada por el neumococo en España durante la última década y han alertado del aumento de casos.

Investigadores del Laboratorio de Referencia de Neumococos del Centro Nacional de Microbiología del del Instituto de Salud Carlos III han analizado la situación de la enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en población pediátrica y adulta.

El trabajo, que se publica en ‘Clinical Infectious Diseases’, también demuestra que la introducción de la vacuna contra el neumococo (13-valente) ha sido muy efectiva para reducir la carga de enfermedad, no sólo en población pediátrica sino también en población adulta gracias al fenómeno de inmunidad colectiva o de grupo.

La bacteria ‘Streptococcus pneumoniae’ o neumococo es la principal causa de neumonía comunitaria de etiología bacteriana, y la enfermedad invasiva supone un importante reto en salud pública debido a las elevadas tasas de morbilidad y mortalidad en población de riesgo como son los menores de 5 años y los adultos mayores de 65 años, ha destacado el instituto.

La introducción de la vacuna ha supuesto grandes avances contra la enfermedad, pero los científicos han observado en los últimos años un aumento de casos por serotipos no incluidos en esta vacuna, lo que supone una importante preocupación para la comunidad científica.

Los resultados de este trabajo, que ha sido liderado por el doctor José Yuste, ponen de relieve el aumento de casos por un tipo (el “24F”) en población pediátrica y de la elevada carga de enfermedad producida por otros tipos (el "3″ y el "8″) en la población adulta, responsables del 36 por ciento de los casos de esta enfermedad en España.

El estudio, además, analiza el impacto de la vacuna conjugada 13-valente y la polisacarídica 23-valente en población adulta, y confirma una reducción de casos del 25% y del 11% respectivamente, con una disminución en la incidencia de serotipo 3 cuando se utilizó la vacuna conjugada.

Los investigadores han concluido que el uso de la conjugada 13-valente en población pediátrica ha mostrado un claro impacto positivo en los últimos años en la epidemiología de la enfermedad y ha reducido su incidencia tanto en niños como en adultos gracias al desarrollo de la inmunidad de grupo.

Pero han incidido también en la importancia de vigilar el elevado aumento de casos por el tipo "8″ en la población adulta, y en que la vacunación también de la población adulta puede resultar muy eficaz para controlar la enfermedad.

En el estudio han participado además integrantes de diferentes áreas de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, del Servicio de Microbiología del Hospital de Bellvitge y del CIBER de Enfermedades Respiratorias y Epidemiología y Salud Pública.