Los partos prematuros bajan un 65% durante la pandemia de Covid

Investigadores lo achacan a los mejores hábitos de la población a lo largo del confinamiento

Los partos prematuros han podido descender casi un 65% durante la pandemia de Covid-19. Dos estudios realizados en Irlanda y Dinamarca han arrojado porcentajes de entre un 60 y un 80%, respectivamente, lo que, a juicio de investigadores españoles, puede estar asociado a los mejores hábitos obtenidos durante el aislamiento y al reposo forzado de la población. Los estudios están comenzando a hacerse en el resto de los países desarrollados y la tendencia es similar. Así lo subraya la web sobre fecundación y embarazo mujerfertil.es, que ha elaborado un análisis sobre los efectos del confinamiento en los partos prematuros. A comienzos de 2020 la declaración de pandemia obligó a confinar a gran parte del mundo. A raíz de ello se produjo una notable bajada en los niveles de contaminación por la falta de actividad humana en el exterior, así como de una reducción en los traslados y actividad física de las personas, incluidas las mujeres embarazadas. Según expone en un comunicado, en España los investigadores y médicos han pedido el desarrollo de herramientas on line para el seguimiento y el control de los hábitos de las mujeres embarazadas, pues además de servir como base de datos para estos estudios, pueden ayudar a las mujeres a acceder a las herramientas que les ayuden para mantener hábitos saludables en la alimentación el ejercicio físico, la preparación al parto y todo lo relacionado con el embarazo. Esta petición ha sido un resultado de la concienciación de la necesidad de comunicación de las embarazadas con sus médicos, situación complicada durante el confinamiento, en donde las visitas regulares para la preparación para el parto se vieron reducidas en un 25%.