Las vacunas de Pfizer y Moderna provocan fiebre, dolor de cabeza y cansancio

Cinco voluntarios admiten la aparición efectos secundarios tras recibir las dosis en los ensayos clínicos

Cinco participantes estadounidenses han experimentado efectos secundarios después de recibir la inyección de la vacuna contra la COVID-19. Tres han sido en el ensayo de Moderna, mientras que los otros dos en el de Pfizer.

La alta fiebre, el dolor de cabeza, las molestias musculares o el agotamiento son algunas de las consecuencias que han sentido tras recibir las inyecciones, según informó la cadena norteamericana CNBC. Los voluntarios se sorprendieron de lo severos que eran, aunque por lo general, desaparecieron en un día.

Luke Hutchison, un hombre de 44 años de Utah, ha relatado a la cadena cómo fueron las horas posteriores a recibir la inyección de Moderna. Tras la segunda dosis, se despertó en medio de la noche con escalofríos, fiebre y falta de aire. Durante cinco horas, su temperatura estuvo por encima de los 37,7º C.

En entrevistas a la cadena, los cinco participantes, dijeron que creen que la incomodidad merece la pena para protegerse contra el coronavirus. Cuatro de ellos pidieron no ser identificados, pero la CNBC revisó la documentación que verificaba su participación en los ensayos.

Otro participante, que estaba probando el candidato de Pfizer, mostró una sintomatología similar después de tomar la segunda dosis. Le dejó temblando con tanta fuerza que rompió parte de su diente.

"La primera dosis no es gran cosa. La segunda dosis definitivamente te dejará sin vida por el día”, señaló al medio una de las participantes de Moderna, una mujer de unos 50 años. Asimismo, explicó que no experimentó fiebre, pero que tenía una fuerte migraña que le dejó agotada.

Al día siguiente, se despertó sintiéndose mejor después de tomar el medicamento Excedrin. “Mi esperanza es que funcione, pero también que la comunicación sobre los efectos secundarios de la vacuna sea buena”, señaló.

Tanto Moderna como Pfizer han reconocido que sus vacunas podrían inducir efectos secundarios que son similares a los síntomas asociados con el Covid-19 leve, como dolor muscular, escalofríos y dolor de cabeza. Un fenómeno que no consideran peligroso y que forma parte habitual de este tipo de investigaciones.

Los ensayos de fase tres son el último paso crítico necesario para que las vacunas se aprueben para su distribución.

Al menos 41 vacunas Covid-19 se encuentran en ensayos en humanos en todo el mundo, pero solo cuatro candidatos respaldados por Estados Unidos están en la fase tres: Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Johnson & Johnson.