La caza no se suspenderá por el COVID-19

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha indicado a la Real Federación Española de Caza (RFEC) que considera prioritario asegurar que los principios de equilibrio ecológico “se garanticen incluso en las condiciones más extremas”, en respuesta a la petición federativa de declarar la caza actividad esencial en caso de decretarse un nuevo Estado de Alarma.

La pandemia que está solando el país ha cambiado las costumbres y las actividades de los ciudadanos de una manera radical en muchos casos. La caza deportiva además de suponer una actividad segura en cuanto a que se desarrolla en la naturaleza, con distancia social y sin aglomeraciones es también una actividad esencial para garantizar el equilibrio ecológico. Una prohibición de la actividad cinegética durante la temporada general de caza sería terrible tanto para la economía del sector como para el propio medio ambiente.

La Real Federación Española de Caza incidía en la necesidad de que, en el supuesto de que se declarase un nuevo estado de alarma, se llevara a cabo la actividad cinegética con normalidad. En respuesta a dicha propuesta el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación ha señalado que “compartimos el análisis de consecuencias derivadas de un sobrecrecimiento de determinadas poblaciones animales, que es necesario evitar por razones sanitarias, económicas y medioambientales”.

Pese a que Agricultura no puede valorar “la probabilidad de medidas de restricción de la movilidad”, respalda con rotundidad “la importancia de garantizar un equilibrio en las poblaciones de especies silvestres de manera activa, estable y coordinada”, poniendo así en valor el papel de la gestión cinegética y de los cazadores.

Citando como ejemplo las importantes consecuencias económicas sobre Alemania y el conjunto de la actividad porcina europea del reciente brote de peste porcina africana en jabalíes alemanes, el Ministerio subraya, además, que el control poblacional es necesario, debiéndose compatibilizar con otras actividades esenciales que garanticen una producción agroalimentaria estable y segura.

La respuesta dada por el MAPA ha sido recibida con gran aceptación por parte del sector cinegético que agradece el apoyo a esta actividad para poder mantener el equilibrio ecológico, impedir accidentes de tráfico y evitar daños agrarios.