Sanidad alerta de fallos en conectores de algunos dispositivos de oxígeno

El concentrador de oxígeno se utiliza en domicilios, residencias para ancianos y centros de cuidados para pacientes

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha tenido conocimiento, a través de las autoridades sanitarias de Alemania, de la posibilidad de fallos en los conectores del cable de alimentación de determinados concentradores de oxígeno de la marca DeVilbiss 525KS.

Se trata de un dispositivo previsto para proporcionar una terapia suplementaria de oxígeno de bajo flujo para pacientes que padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ciertas patologías cardiovasculares y trastornos pulmonares.

El concentrador de oxígeno se utiliza en domicilios, residencias para ancianos y centros de cuidados para pacientes, ha informado la Aemps, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad.

Los concentradores, fabricados por DeVilbiss Healtcare LLC. EEUU., y distribuidos entre abril de 2018 y abril de 2019, pueden tener un problema en el engarzado del cable que produzca una mayor resistencia interna y elevación de la temperatura, que provoque una deformación externa del aislamiento de plástico de PVC en el cable de línea, con emisión de humo.

La compañía ha enviado una nota de aviso a las empresas distribuidoras de los concentradores afectados, para informarles del problema detectado y para que identifiquen y reemplacen los cables de alimentación de los dispositivos.

La Aemps pide a los pacientes/cuidadores que, en caso de disponer de un concentrador de oxígeno DeVilbiss 525KS, contacte con la empresa suministradora para que reemplace el cable de alimentación.

En cuanto a los profesionales sanitarios que realicen el seguimiento de pacientes que dispongan en sus domicilios de los concentradores afectados, deben informarles de que se pongan en contacto con la empresa.

Los 159 números de serie de los concentradores de oxígeno DevilBiss compacto 525KS afectados se pueden consultar en la web de la Aemps.