País Vasco también decreta su cierre perimetral e impide moverse entre municipios

Se suma así a Aragón, Asturias, Navarra o La Rioja, que ya han decidido impedir la entrada y salida de los límites de sus regiones

El Gobierno vasco ha decidido confinar perimetralmente la comunidad autónoma, así como todos sus municipios, desde las 6:00 horas de este martes, lo que significa que los ciudadanos solo podrán salir de sus localidades de residencia por causas justificadas como ir a trabajar o al médico, estudiar o atender a familiares que necesitan cuidados.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha anunciado este lunes nuevas restricciones tras la declaración del estado de alarma en toda España, lo que permitirá aplicarlas sin temor a que las tumbe la justicia, como ocurrió la semana pasada con la prohibición de encuentros de más de 6 personas, que quedó en recomendación tras el rechazo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

El anuncio de estas restricciones, que serán comunes para toda la comunidad autónoma sin distinción de zonas según su impacto, se produce el día en que se ha conocido que Euskadi ha entrado en zona roja tras superar la tasa acumulada en 14 días de 500 casos de covid por 100.000 habitantes.

Se ha decretado, además, la limitación de movilidad en horario nocturno entre las 23 y las 6.00 horas, el mismo horario de toque de queda decretado por el Gobierno español; al tiempo que se han prohibido las reuniones de más de 6 personas.

Cierre también de Aragón

El País Vasco se une así a otras comunidades autónomas que también han anunciado su cierre perimetral, como es el caso de Asturias, Navarra o Aragón. De hecho, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado esta mañana la decisión del Ejecutivo autonómico de confinar de forma perimetral la comunidad autónoma a partir de las 00.00 horas de este martes, 27 de octubre, y hasta el próximo 9 de noviembre, medida que permite la normativa sobre el estado de alarma aprobada este domingo en Consejo de Ministros.

Lambán ha recordado, en rueda de prensa, que las tres capitales de provincia -Huesca, Zaragoza y Teruel- ya están en confinamiento perimetral desde la semana pasada, que se mantiene, y que ahora se amplia al conjunto de la región de forma que los habitantes del resto de municipios pueden transitar libremente dentro de Aragón, territorio que queda confinado para la circulación respecto a otras comunidades autónomas, “salvo por causas justificadas”, ha expuesto.

El jefe del Ejecutivo aragonés ha considerado que la evolución de pandemia del coronavirus obliga a tomar este tipo de medidas. “Sería temerario dulcificar la dureza” de las mismas puesto que esta semana y la que viene, igual que la anterior, son “claves para rebajar la curva de los contagios” de la Covid-19, ha esgrimido Lambán.

Asimismo, ha dicho que el horario de toque de queda se mantendrá entre las 23.00 y las 6.00 horas en esta comunidad autónoma, descartando modificarlo, como permite la normativa estatal a las comunidades autónomas. También ha rechazado la posibilidad de aplicar confinamientos de fin de semana. “No es algo que nos hayamos planteado”, ha apuntado.

Medidas del Gobierno de Aragón para controlar la Covid-19La RazónLa Razón

Aragón encadenó la semana pasada cinco días con récord en la notificación de contagios de coronavirus, si bien los casos provisionales de Salud Pública de ayer bajan a casi la mitad del número máximo, al pasar de 1.345 a 772.

En ese sentido, Lambán ha insistido en que sería una “insensatez” que Aragón renuncie a su decreto ley, pendiente de transformar en ley en el parlamento aragonés, como herramienta legal para tomar medida para combatir la Covid-19, ya que “refuerza más si cabe” las actuaciones de su gobierno cuando desaparezca el estado de alarma.

Además del confinamiento perimetral de la comunidad, desde hoy se aplica el nivel 3 de alerta con medidas que afectan en gran medida al sector de la hostelería, con el cierre a las 22.00 horas (a excepción de la comida a domicilio) y la prohibición del consumo en el interior de los locales.

Ante estas nuevas restricciones, el sector se manifestó ayer en Zaragoza y reclama la apertura de los establecimientos al 25 % para evitar un cierre “masivo”, pero Lambán ha apuntado que por el momento se mantendrán “inalterables” las restricciones del nivel 3 de alerta, por la situación epidemiológica y las previsiones a corto plazo, aunque se revisarán semanalmente.

“Ojalá lo antes posible haya una situación epidemiológica lo suficientemente favorable como para ser más laxos” y permitir el uso de los establecimiento mucho más favorable a las expectativas del sector, ha concluido.