Coronavirus

Los 10 errores que cometes cada día con tu mascarilla

Las utilizamos a diario, pero eso no quiere decir que lo estemos haciendo correctamente

Consumidores de terrazas, bares y cafeterías de Málaga
Consumidores de terrazas, bares y cafeterías de MálagaÁlex Zea Europa Press

La mascarilla se ha convertido un elemento indispensable para evitar la propagación del coronavirus. Las utilizamos a diario, y son de obligado uso en calles, bares y ambientes deportivos. Pero eso no quiere decir que lo estemos haciendo correctamente. Podemos estar cometiendo algunos errores que multiplican las posibilidades de contagio. Descubrimos cuáles son los 10 fallos que cometemos con la mascarilla y que nos dejan expuestos al virus.

No lavarte las manos antes de usarla

Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica.

Ajustarla mal y dejar fuera la nariz

Debe cubrir la boca y la nariz y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla. Ningún tipo de mascarilla debe llevarse al cuello o en la frente. Las mascarillas están para evitar propagación de la infección al limitar la excreción de gotas respiratorias de individuos infectados que pueden no saber que lo están, además de funcionar como una barrera física para las gotas que puedan excretar otras personas.

Tocarla mientras la llevas puesta

Hay que evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace, lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica. Puedes estar recogiendo en las manos las partículas exhaladas por un contagiado. Un estudio publicado en The Lancet concuyó que el coronavirus podría permanecer hasta siete días en una mascarilla que ha estado en contacto directo con la enfermedad.

Usarla más de cuatro horas

Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra. Si es imprescindible realizar de manera muy puntual un uso intermitente de la mascarilla, se debe extremar la higiene de manos al quitarla y ponerla y almacenarla en un recipiente o bolsa de papel limpios, colocándola de manera que no se contamine la parte interior que va a estar en contacto con la cara.

No desinfectar las mascarillas reutilizables

Para la limpieza y desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, se podrán seguir cualquiera de los métodos siguientes: Lavado y desinfección de las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora) o sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón y aclarar bien para eliminar cualquier resto de lejía y dejar secar. También se pueden utilizar productos desinfectantes autorizados por el Ministerio de Sanidad.

Usar mascarillas con válvula o protectores faciales de plástico

Según una investigación publicada en la revista Physics of Fluids los protectores faciales de plástico transparente y las mascarillas con válvulas son ineficaces contra la propagación de la Covid-19. En el caso de los protectores faciales de plástico transparente, las gotas expulsadas pueden moverse alrededor de la visera con relativa facilidad y extenderse sobre un área grande dependiendo de las perturbaciones ambientales leves existentes. Igualmente, las visualizaciones de una máscara equipada con una válvula de exhalación ilustran una gran cantidad de gotas que pasan a través de la válvula sin filtrar.

En contacto con tu cuerpo y tus objetos personales

Si el coronavirus se posa en tu ropa, tu rostro o tu cuerpo y la mascarilla toca esas superficies, lo que haces es llevar el virus a las zonas con membranas mucosas vulnerables donde se puede contraer la infección.

Tocar los ojos, la nariz o la boca al quitarla

Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal ni la parte interior que está en contacto con la cara. Si no te has lavado las manos de forma correcta, restos del virus pueden quedar en tus manos. La boca y la nariz son las principales vías de contagio.

Tirarla de manera imprudente

Desecharla en en los contenedores de restos, a ser posible, sellada en una bolsa de plástico y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.

Creer que estás totalmente protegido por llevarla

La recomendación sobre el uso de mascarilla no debe nunca obviar la importancia del seguimiento estricto de las medidas generales de higiene recomendadas para la prevención de la infección por coronavirus, insistiendo en la importancia de la higiene de manos frecuente, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y tirar estos tras su uso, así como evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. No hay mejor mascarilla que mantener dos metros de distancia entre las personas.