¿Dónde tienes que sentarte en un tren o autobús para reducir las posibilidades de contagio?

Sentarse en una fila donde no haya más gente, evitar las horas punta y permanecer durante el menor tiempo posible son las recomendaciones principales.

El riesgo de utilizar trasporte público no es significativamente mayor al que suponen otras actividades en interiores.Luis D’az

El uso de medios de transporte, tanto interurbanos como en viajes de larga duración, conlleva un riesgo en esta época de pandemia de coronavirus. Pero lo principal es saber que ese riesgo no es significativamente mayor al que suponen otras actividades en interiores ya que, según los resultados de un estudio en China, sentarse en el mismo asiento que alguien contagiado no incrementó significativamente el riesgo de enfermar.

Además de las recomendaciones generales (uso de mascarilla, mantener la distancia social, evitar las horas punta donde haya más aglomeraciones) ¿hay algunas indicaciones más concretas sobre cómo minimizar las posibilidades de contagio?

El citado estudio analizó cuánto afecta la proximidad en los asientos en los trenes en lo referente al riesgo de transmisión. Para hacerlo, rastrearon los viajes y el lugar donde se sentaron más de 2.000 personas que tenían el virus en la red de trenes de alta velocidad de China, entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, y consiguieron ver como se desplazaba el SARS-CoV- 2.

Las principales conclusiones fueron que sentarse en la misma fila, en el modelo de tren que estudiaron (interurbano de alta velocidad) era la opción que más riesgo conllevaba. Los investigadores también señalaron que en esta consideración pudo influir el hecho de que la gente que se sentaba cerca tenía más probabilidades de ser contactos directos. Obviamente, los viajes más largos incrementaron el riesgo, incluso para quienes estaban sentados a dos filas de distancia. Después de dos horas, una distancia de menos 2,5 metros y sin mascarilla fue insuficiente para evitar la transmisión.

Sin embargo, otros estudios hechos por medio de rastreo de contactos en Japón, Francia y Austria no encontraron vínculos entre los brotes y las redes de transporte público.

Por otro lado, algunos modelos matemáticos también sugieren que un transporte público bien ventilado, sumado al uso de mascarillas presenta menos riesgo que otros ambientes interiores, como un bar concurrido y poco ventilado.