Simón se envalentona ante los médicos que piden su cese: “No voy a bajarme del barco”

Evita la autocrítica sobre sus declaraciones y defiende que su puesto «no es un regalo»

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, hace tiempo que ya no bromea como solía en las ruedas de prensa. Las enfermas primero y ahora los médicos piden su «cese inmediato», así que desde hace unas semanas gran parte de sus comparecencias las tiene que dedicar a defenderse. La última controversia la causaron sus palabras del viernes al referirse a los contagios entre profesionales sanitarios y que tanto han enfadado al Consejo General de Médicos. Primero en una entrevista en RTVE y, después, en la habitual rueda de prensa para informar de los datos, Simón les respondió que su puesto «no es muchísimo menos un regalo» y que no está dispuesto a «bajarse del barco».

Ayer fue el primer día que apareció en público desde que el viernes sembrara de nuevo la polémica al dejar caer que los contagios de sanitarios se han reducido en esta segunda oleada «por un mejor comportamiento cuando están fuera de su trabajo». «Reduce riesgos de que se infecten fuera y luego lleven la infección a su entorno de trabajo», apuntó. Esta reflexión provocó la indignación del Colegio General de Médicos, que exigió su «cese inmediato» por su «incapacidad manifiesta y prolongada durante la evolución de la pandemia» y por sus últimas declaraciones, que a juicio de estos profesionales son un testimonio que evidencia una «ignorancia manifiesta» de su trabajo, de su responsabilidad y de su vocación. Ayer Simón contestó a las organizaciones médicas que están en todo su derecho de pedir su cese, pero les quiso dejar claro que su puesto, y más ahora, «no es ningún regalo» y acarrea muchos «sinsabores». «Yo ni quiero ni no quiero. No se crean que este puesto es un regalo, ni muchísimo menos: este puesto, y más en este momento, es un puesto en el que se lleva uno todas las responsabilidades y se lleva uno muchos sinsabores», respondió por la mañana Simón en una entrevista en TVE. Por la tarde, volvió a ser preguntado y advirtió que no está dispuesto a «bajarse del barco y dejarlo medio vacío», aunque no siempre haga bien su trabajo. «Están en su derecho de opinar, pero yo soy un funcionario público y mi puesto es el que deciden mis superiores», declaró en la misma línea, Simón. «Ni ahora ni nunca en ninguna actividad en la que yo he participado se ha hecho todo bien, todo es mejorable», reconoció, pero sin hacer una autocrítica profunda sobre sus decisiones en esta emergencia sanitaria.

Apoyo de Illa

El epidemiólogo dejó así claro que no piensa abandonar su puesto por voluntad propia. Tampoco parece que, de momento, lo vaya a cesar el Ministerio de Sanidad. De hecho, el propio ministro Salvador Illa salió ayer al paso para defender a Simón de las críticas: «Es un servidor público ejemplar y tiene todo mi apoyo» , dijo. Antes, la ministra de Defensa, Margarita Robles tuvo que visibilizar el apoyo del Gobierno, tan puesto en entredicho, al director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. El sábado, en una entrevista en la Sexta Noche quiso desmentir que el Gobierno quiera reducir su exposición pública, tal y como se comentaba tras su polémica entrevista con los hermanos Pou y sus declaraciones sobre las enfermeras. «Conviví muy de cerca con Simón, es una persona absolutamente dedicada, entregada», le reconoció.