El estado de alarma pincha: hay 1.000 enfermos más en UCI y más contagios que hace tres semanas

Madrid y Navarra salvan la estadística, mientras la incidencia de casos sigue disparada en el resto de España

La UCI de la Clínica Universidad de Navarra hace frente a esta segunda ola duplicando el número de camas UCIJesús DigesEFE

La declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, el pasado 25 de octubre, no ha surtido todavía el efecto deseado en la contención de la Covid-19, pese a haber transcurrido 23 días desde entonces. Aunque la incidencia acumulada de casos diagnosticados durante los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes está descendiendo en los territorios más golpeados por el virus en esta fase de la segunda oleada de la pandemia, especialmente en Navarra, La Rioja o Aragón, todavía supera a la de aquel día.

El pasado 26 de octubre, por ejemplo, España contabilizaba una incidencia a 14 días de 410 casos por 100.000 habitantes. Ayer, dicha incidencia era de 470 casos, 60 puntos más. En este tiempo, la situación ha empeorado en comunidades como Andalucía (de 367 a 547), Asturias (de 330 a 628), Cantabria (de 285 a 522), Castilla-La Mancha (de 395 a 465), Castilla y León (de 643 a 792), Ceuta (de 547 a 872), Comunidad Valenciana (de 171 a 284), Extremadura (de 417 a 468), Galicia (de 226 a 295), Murcia (de 407 a 678), País Vasco (de 490 a 758) y La Rioja (de 684 a 736). Las regiones que salvan en parte de estadística son Madrid, en donde la incidencia no ha parado de bajar, al pasar de 409 casos a 310 y Navarra, en donde ha pasado de 1.102 a 591.

Tampoco ha mejorado hasta ahora el estado de alarma el porcentaje de ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI). Los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad revelan que el pasado 26 de octubre los enfermos graves de Covid-19 ocupaban el 24,24% de las camas de dichas unidades. El lunes, el porcentaje era del 32,8%.

La Rioja, por ejemplo, ha pasado del 36,6% al 60%, lo que sitúa a su sistema sanitario al borde del colapso por la dificultad para atender a más pacientes críticos sean o no portadores del virus. Aragón ha pasado del 41% al 48%, mientras que en Melilla el porcentaje se ha elevado del 64% al 71%. En Madrid se ha pasado del 40,28% al 33,44%, mientras que en Cataluña la ocupación se ha elevado del 34% al 44,6%. En total, el 26 de octubre había 2.163 enfermos en UCI. El lunes la cifra alcanzada era de 3.156, lo que supone que hay 993 más ingresados.