El dios bifronte Jano
foto-autor

En 24 horas Ábalos ha pasado de alabar y agradecer públicamente el apoyo de Bildu a sus presupuestos, llegando incluso a manifestar «que demostraba más sentido de la responsabilidad que el PP» al tener que decir que «no pueden evitar que si lo desea Bildu vote a favor», y negando cualquier tipo de acuerdo con ellos.

Por el camino están las declaraciones de históricos y actuales dirigentes socialistas, que han expresado duras críticas por haber traspasado una línea que es roja por estar manchada con la sangre de centenares de asesinados por ETA. La portavoz socialista del Congreso ha replicado a los históricos diciéndoles que son ellos –los jóvenes actuales–, los que han tomado el relevo, y a quienes corresponde gestionar el presente. Es una nítida descripción del relativismo ético que impregna y rige al ex-PSOE gobernante: la ética y la moral están en función de la edad de la persona que las aplica.

Desde el Congreso, el portavoz de Podemos abundaba en la negación a Ábalos anunciando con sus colegas de ERC y Bildu una enmienda antidesahucios contra el Proyecto de Ley de Presupuestos. Así que el Gobierno –Podemos– se enmienda a sí mismo y lo hace de la mano de sus socios «en la dirección del Estado».

No se puede vivir instalado en la contradicción permanente, que es lo que le sucede a este Gobierno bicéfalo de Sánchez e Iglesias. El dios Romano Jano, el de las dos caras, era el «protector del Estado». El actual es el destructor.