Una aerolínea exigirá a los pasajeros estar vacunados contra la Covid-19

La compañía Qantas trabaja ya en cambiar sus “términos y condiciones” para poder pedir el certificado de vacunación a los viajeros internacionales

STRINGERREUTERS

La aerolínea australiana Qantas, que tiene previsto reanudar parte de sus vuelos comerciales a mediados del 2021, estudia pedir a los viajeros internacionales un certificado de vacunación contra la Covid-19 como condición para volar en sus aviones, indicó el director ejecutivo, Alan Joyce.

”Estamos estudiando la posibilidad de cambiar nuestros términos y condiciones para pedir a los viajeros internacionales que se vacunen antes de que puedan subir al avión”, dijo anoche Joyce en una entrevista con el canal 9 de la televisión australiana.

El ejecutivo de Qantas, la aerolínea bandera australiana, explicó que aún no está claro que este requisito sea necesario a nivel doméstico, pero “ciertamente para los visitantes internacionales que entran y la gente que sale del país, creemos que es una necesidad”.

Previamente, Joyce también dijo que Qantas busca reanudar parte de sus vuelos comerciales internacionales a mediados de 2021, aunque la medida dependerá en gran medida de la disponibilidad de la vacuna contra la Covid-19.

Australia cerró en marzo pasado sus fronteras internacionales a raíz de la pandemia, si bien la aerolínea continuó operando varias rutas nacionales y vuelos de repatriación.

El gobierno australiano, que planea suministrar desde marzo de 2021 las vacunas contra la Covid-19, ha realizado acuerdos para adquirir 130 millones de dosis de las vacunas de BioNtech-Pfizer, Oxford-Astrazeneca, Novavax y la que desarrolla la Universidad de Queensland.

En agosto, el primer ministro australiano, Scott Morrison dijo que la vacuna será “tan obligatoria como sea posible hacerla”, con el fin de lograr el 95 por ciento de inmunización de los más de los 25 millones de habitantes del país.

Australia acumula más de 27.820 casos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia, que incluye 907 fallecidos, de los cuales unos 20.349 infecciones y 819 decesos corresponden al estado de Victoria, cuyo rebrote por presuntos fallos en la seguridad en los centros de cuarentena desató una segunda ola del nuevo coronavirus en el país. Efe