Salud

¿Cuales son las tendencias sexuales que marcarán el 2021?

Sexting, citas virtuales, juguetes para adultos (en remoto) o audios eróticos; no ha faltado imaginación a la hora de buscar soluciones para que la vida sexual sobreviva a las restricciones. Adaptarse... o aburrirse.

El uso de juguetes sexuales controlados en remoto por app, como este de We-Vibe, ha aumentado cerca de un 40% en 2020.
El uso de juguetes sexuales controlados en remoto por app, como este de We-Vibe, ha aumentado cerca de un 40% en 2020. FOTO: we conect

Pese a que pueda parecer que no corren buenos tiempos para el sexo, las encuestas y análisis sobre tendencias en el bienestar sexual indican todo lo contrario. Y es que ya se sabe, cuantas más restricciones, más trabaja la imaginación para buscar alternativas. La pandemia está cambiando los hábitos de las parejas y las citas, tomando como ejemplo el aumento de las citas virtuales, la venta de juguetes sexuales, la educación sexual o los audios porno, estos nuevos hábitos de pareja están enriqueciendo nuestras horas íntimas, en pareja o solos. Y parece que han llegado para quedarse.

Según el informe Sex Trend 2021, elaborado por WOW Tech, empresa líder en la industria del bienestar sexual, a partir de encuestas realizadas a 17.000 personas en Alemania, Austria, Suiza, Reino Unido y EE-UU, estas son las tendencias que marcarán la vida sexual presente y futura:

  • Juguetes sexuales en remoto. Aunque podamos empezar a vislumbrar la “luz al final del túnel”, 2021 seguirá siendo un año de restricciones. Ya sea a través del sexting o frente a una cámara, las parejas han encontrado nuevas formas de desafiar la distancia. Los juguetes sexuales que funcionan en remoto (a través de un mando o aplicación) son especialmente populares. Una encuesta reciente ha demostrado que la disposición a probar algo nuevo en nuestra vida sexual es un 25% mayor ahora que durante el primer confinamiento. Hoy en día, las parejas no sólo pueden controlar de manera remota varios juguetes, sino también “componer” sus propios patrones de vibración y darse sorpresas sensuales a pesar de la distancia. Según indica el informe, la inteligencia artificial es el futuro de estos accesorios, y servirá para sugerir automáticamente funciones preferidas y modos de vibración.
  • Citas virtuales. El “sexo seguro” ha adquirido un significado completamente nuevo en tiempos de Covid-19. Por esta razón, el sexo en solitario, usando juguetes eróticos, sigue siendo el método más seguro. De hecho, las agencias de Salud Pública de ciudades como Nueva York o Barcelona incluyen entre sus recomendaciones para tratar de frenar el avance de la pandemia que se prioricen ese tipo de encuentros frente a las citas en persona. Casi todos los proveedores móviles ofrecen ahora la posibilidad de video chat. Con la ayuda de la realidad aumentada y realidad virtual, en el futuro se podrían crear nuevos universos de citas que, aunque nunca van a reemplazar los encuentros reales, si pueden servir para acercar a las personas.
  • Audios “subidos de tono”. Cuando la vista y el tacto no pueden acompañar, el oído puede favorecer la química. Intercambiar notas de audio motivadoras se ha convertido también en una tendencia en alza. Prueba de ello es el éxito que compañías como Quinn o Femtasy, proveedores de audios especialmente diseñados para las mujeres, están teniendo durante la pandemia. Y es que el futuro del bienestar sexual también viene marcado por una mayor atención al sexo en femenino, que requiere de unos registros y temáticas muy distintas a las elegidas por los hombres.
  • Educación sexual para todas las edades. Se trata de una “asignatura pendiente” en muchos países, no solo en España. En una encuesta realizada por Wow Tech en julio de este año entre julio de 2020 en la que participaron 7.000 hombres y mujeres de 14 países, el 94% afirmaron que ni la masturbación masculina ni la femenina fueron discutidas en las clases de educación sexual. Hoy en día, este “trabajo” lo realizan plataformas digitales como Netflix, HBO (con series como Sex Education) y cada vez hay más aplicaciones, podcasts y documentales para romper los tabúes respecto al propio placer y educar a los adultos sobre el tema.