China intenta culpar de nuevo a los alimentos congelados de llevar el virus a su país

La prensa oficial busca desviar la atención sobre la negligencia china en la expansión del virus desde Wuhan a todo el mundo

Nuevos casos de transmisión local de COVID-19 en Pekín
Un chino carga una scooter con carne al lado del edificio del mercado Xinfadi en el distrito de Fengtai, BeijingROMAN PILIPEYEFE

La prensa oficial china ha lanzado una nueva campaña destinada a hacer creer que el virus SARS no “nació” en Wuhan y se extendió de allí a todo el mundo si no que vuelven a la carga señalando que llegó a China desde otros países, sin identificar, en embalajes de alimentos congelados. Ya intentaron acusar a congelados de pollo o de bacalao de llevar en sus embalajes el virus. Los científicos de todo el mundo que han podido visitar Wuhan comprobaron que allí nació la Covid -sin entrar en conspiraciones de si fue de creación natural o humana- y las inspecciones a los mercados de alimentación chinos mostraban cómo las escasas medidas higiénicas propiciaron la rápida expansión del SARS.

Como recoge Reuters, el oficialista “People’s Daily”, en una publicación de su cuenta de Facebook, alude a una palabras de Zeng Guang, que se dice exepidemiólogo. “La Covid-19 no comenzó en Wuhan, pero pudo llegar a través de comida congelada importada y paquetería”. También otro diario cercano al Partido Comunista Chino, “The Global Times”, incluye declaraciones de Zeng Guang: “Seguir al virus no puede contestar a todas las preguntas, pero es probable que el virus haya existido en múltiples lugares antes de ser detectado en Wuhan”.