Bronca en las redes entre Girauta y James Rhodes: se llaman “asesino de Beethoven” y “fascista borracho”

El origen de la discusión entre el pianista y el político está relacionado con un tuit en el que un usuario criticaba a Martínez-Almeida por su apariencia física

Girauta (izquierda) y James Rhodes (derecha) protagonizan una discusión en Twitter
Girauta (izquierda) y James Rhodes (derecha) protagonizan una discusión en TwitterLa Razón

El exdiputado de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, y el pianista, James Rhodes, han mantenido una acalorada discusión en Twitter, en la que se han llamado el uno al otro “asesino de Beethoven” y “fascista borracho”, entre otros calificativos.

Todo surge a cuenta de un tuit del alcalde de Madrid, Jose Luís Martínez-Almeida, en el que reprochaba, tirando de ironía, a un usuario que se metiera con su apariencia física. Este tuitero, quien dice ser periodista, publicó un montaje en el que Martínez-Almeida posaba con un traje que se parecía a los usados durante la Primera Comunión.

La imagen real es del homenaje, celebrado en La Almudena el pasado sábado, en honor a los sanitarios fallecidos por el covid-19. Ese día, el alcalde madrileño acudió en traje a la cita y, en relación al montaje, afirmó que “siempre” ha mantenido que “con esto de la soltería no conviene precipitarse...” Y “con los periodistas que quieren utilizar tu apariencia para criticarte, tampoco”.

A cuenta de este montaje, el pianista James Rhodes publicó un tuit en el que comparaba a Martínez-Almeida con una persona que padece enanismo, utilizando un cuadro del pintor, Juan van der Hamen, conocido como ‘Retrato de enano’, una publicación que posteriormente ha borrado.

El pianista James Rhodes compara a Martínez-Almeida con una persona que padece enanismo FOTO: La Razón

A partir de aquí, ha comenzado una retahíla de mensajes entre el músico y el político llenos de reproches y descalificativos. Girauta le respondió llamándole “bufón del Reino”, “niño rarito”, “pesado” y “asesino de Beethoven”.

A esto, Rhodes respondió: “Tertsch y tú deberían empezar un club para fascistas borrachos y solitarios. Entonces podrán escucharse unos a otros sin molestar al resto de nosotros. Pero deja de hacer de ser un idiota la pauta. Estoy seguro de que hay una perroflauta, escondida en lo profundo de Girauta”.

De este modo, continuó la bronca entre ambos, llamándose “mindundi”, “mamarracho” y asegurando que “la única relación que podríamos mantener es que usted me sirva un cortado”.