Illa deja en manos de las comunidades la apertura de las pistas de esquí

Descarta, por el momento, endurecer las restricciones de cara a la Navidad: “Hay que cumplir las medidas, ni endurecerlas”

Thumbnail

Aunque todavía es pronto para evaluar el impacto del puente de la Constitución en la curva de contagio, lo cierto es que los datos del Ministerio de Sanidad indican que continúa con su tendencia a la baja. Por eso en el Consejo Interterritorial de hoy no se han precipitado nuevas medidas restrictivas de cara a las fiestas navideñas. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha celebrado la reducción de la incidencia acumulada hasta los 193 casos por 100.000 habitantes, de la tasa de positividad (del 7,62%) y también de la ocupación de las UCIS. “La pandemia está evolucionando relativamente bien”, ha dicho el ministro, si bien ha recordado que todavía estamos muy lejos del objetivo de los 25 casos por 100.00 habitantes que establecen las autoridades europeas.

En el Consejo Interterritorial de hoy el tema del día ha sido el Plan de Navidad. La consejera de Salud de Aragón, Sara Ripollés, donde se ha celebrado en esta ocasión el foro, ha reconocido que este puente será “una especie de exámen” para ver qué consecuencias acarrea en los marcadores epidemiológicos y evaluar si se puede flexibilizar alguna medida. Illa ha repasado con las comunidades el Plan de Navidad que se aprobó en el anterior Consejo Interterritorial, que prohíbe la movilidad entre territorios salvo para visitar a familiares y “allegados”, así como las reuniones de más de 10 personas y establece un toque de queda máximo hasta la 1:30 en Nochebuena y Fin de Año. “Hemos constatado que si se cumplen las medidas se podrá mantener la buena tendencia”, ha remarcado el ministro, quien ha asegurado que ha habido unanimidad entre todos los consejeros para trasladar a la ciudadanía de que “en Navidad nos quedamos en casa”. Sobre la posibilidad de endurecer las restricciones si aumentan los contagios, ha puntualizado que aunque hay “una preocupación alta”, la mayoría de los consejeros “han coincidido en el cumplimiento de las medidas acordadas, más que endurecerlas”.

Control de turistas

Salvador Illa también ha anunciado que mañana se van a publicar modificaciones a las peticiones de pruebas para los viajeros que entren en España: “Se va a permitir que junto con la PCR se validen las pruebas de TMA basadas en plasma sanguíneo”. Las Pruebas TMA son muy similares a las PCR.: Detectan la presencia activa del virus y se caracteriza también por su alta especificidad y sensibilidad, lo que hace que sea muy fiable. Además, ofrece resultados más rápido que la PCR: menos de dos horas. Otra modificación es que se va a permitir se permite que los test se presenten además de inglés español, como hasta ahora, también en francés y alemán. Por último se ha acordado que se exime de presentar estas pruebas a los menores de seis años.

Pistas de esquí

Ahora que han caído las primeras nevadas fuertes en España, el sector del esquí pide a gritos al Gobierno que permitan la apertura de las pistas. En el anterior consejo Interterritorial, Illa anunció la creación de una comisión de estudio para evaluarlo, teniendo en cuenta que los países vecinos han optado por mantenerlas cerradas. Cuando se le ha preguntado al respecto, Illa ha recordado que el Plan de Navidad establece restricciones a la movilidad, por lo que queda prohibido el turismo de esquí. En la práctica, los resorts solo podrían abrirse para los ciudadanos de las comunidades donde estén ubicados, asi que “en este marco, cada autonomía tendrá que tomar sus propias decisiones”. Aunque ha reconodido que “el esquí al aire libre en principio no presenta problemas de contagiosidad, sí lo tienen ciertas actividades asociadas al fin de la jornada deportiva”.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de valles de montaña viven única y exclusivamente del esquí en invierno. La falta de turismo desde el mes de octubre pone en peligro la economía de todos ellos así que el sector clama de forma unánime la apertura urgente de los centros invernales. Las quejas llegan de todos los sectores que aglutina el deporte invernal. A la espera de una resolución favorable, los aficionados se lamentan del agravante comparativo que tiene la pista de esquí indoor de Madrid. No entiendes que la pista Madrid SnowZone, dentro del centro comercial Xanadu, sigua abierta y no las estaciones de esquí donde se puede practicar este ejercicio al aire libre. Pos todo ello, ,se manifestarán este sábado para pedir una solución al Gobierno.