Bruselas autoriza el uso de la vacuna de Pfizer en Europa

La campaña de vacunación comenzará el próximo día 27 en los países del bloque

Thumbnail

Esprint final. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) dio luz verde ayer a la vacuna desarrollada por el consorcio de laboratorios Pfizer /BioNTech al considerar que es tanto efectiva como segura y apenas tres horas y media después, el ejecutivo comunitario avaló su comercialización.

El objetivo es que las dosis puedan comenzar a llegar a todos los Estados miembros a la vez a partir del día 26 desde la pequeña localidad belga de Puurs. Algunos países, entre ellos España, tienen previsto comenzar su campaña de vacunación el domingo día 27 mientras que otros Estados esperarán hasta el día 28 o 29. «Hoy añadimos un importante capítulo a una historia de éxito europea. Hemos aprobado la primera vacuna segura y eficaz contra la Covid. Más vacunas llegarán pronto. Las dosis de la vacuna aprobada hoy estarán disponibles en todos los Estados europeos, a la vez y en las mismas condiciones», aseguró ayer la presidenta del ejecutivo comunitario, Úrsula von der Leyen, tras anunciar la luz verde del ejecutivo comunitario.

En los últimos días algunas capitales europeas, sobre todo Berlín, habían presionado para agilizar los plazos. En el caso de Reino Unido, los británicos comenzaron a tener acceso a la vacuna el pasado 3 de diciembre ya que Downing Street decidió sortear el criterio de la EMA y el regulador estadounidense dio luz verde al antídoto el día 11.

Las autoridades europeas defienden que el procedimiento ha sido rápido y seguro. Como ejemplo, la Comisión Europea avaló en pocas horas la vacuna cuando en circunstancias ordinarias suele demorarse más de 60 días. En un principio se había establecido una reunión extraordinaria de la EMA para el día 29 que fue adelantada al día de ayer. Lo mismo ha sucedido con el antídoto desarrollado por la farmacéutica Moderna. Su luz verde podría llegar con seis días de adelanto frente a la fecha prevista. Los expertos de la Agencia europea se reunirán de manera extraordinaria el próximo 6 de enero y esta vacuna podría convertirse en el mejor regalo de Reyes.

A pesar de este esprint final, la agencia quiere dejar claro que no ha habido injerencias políticas y que los criterios son sanitarios. «El asesoramiento científico de la EMA está basado en la fortaleza de las evidencias científicas de la seguridad de la vacuna, calidad y eficacia y nada más. Las evidencias muestran de manera convincente que los beneficios son mayores que los riesgos», declaró ayer la directora de la Agencia, Emer Cooke.

En el caso del proceso de la EMA, se trata de una «autorización condicionada» de una duración inicial de 1 año, cuando de manera habitual suele ser de 5. Los expertos de la agencia reconocen ignorar algunos datos de la vacuna de Pfizer, pero los laboratorios se han comprometido a informar periódicamente sobre las consecuencias de sus ensayos clínicos. Uno de los interrogantes que aún queda pendiente es la duración de la inmunidad que otorga esta vacuna.

«La autorización de comercialización condicionada asegura un plan acordado con los laboratorios con obligaciones vinculantes, lo que asegura que la información adicional será transmitida a la EMA tras su aprobación», explicó también Cooke. La EMA ha publicado un informe con datos de julio de 2006 a junio de 2016. Durante este periodo, 30 medicamentos han sido comercializados con este procedimiento condicionado y ninguno fue retirado por efectos adversos.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna utilizan la misma tecnología: el ARN mensajero. Con esta fórmula se logra llevar instrucciones de ADN para que las células del cuerpo generen proteínas protectoras. La conservación del antídoto de Moderna es mucho más fácil que la de Pfizer. Mientras la primera exige frigoríficos de -20 grados, la segunda necesita de -70 grados. La CE ha mantenido en secreto sus acuerdos con los laboratorios y el precio que ha pagado por cada tipo de vacuna.

Un descuido en twitter de la Secretaria de Estado de Presupuestos belga, Eva De Bleeker, ha revelado que mientras por la vacuna de Pfizer habrá que pagar 12 euros por dosis, la de Moderna asciende a 14,6.