Los ingenieros de Montes advierten del peligro de caída de ramas y árboles por el peso de la nieve

Se aconseja no transitar por parques, jardines y proximidades de zonas arboladas ya que los ejemplares urbanos tienen una raíz muy superficial

Una enorme rama caída en el centro de Madrid
Una enorme rama caída en el centro de Madrid©Gonzalo Pérez MataLa Razón

El Colegio Oficial de ingenieros de Montes (COIM) advierte del riesgo de caída de ramas de árboles, en especial aquellos que no pierden la hoja (perennes) y pueden acumular una cantidad importante de nieve. Como muestran ya los medios de comunicación, el arbolado urbano está siendo derribado en varios puntos de ciudades por causa de la nieve. El sobrepeso de la nieve hace peligroso transitar junto a los árboles, ya que puede provocar el desgarro repentino de grandes ramas o incluso de árboles enteros, con el riesgo de herir muy gravemente a las personas que se encuentren en los alrededores. Los árboles urbanos, además, tienen una raíz muy superficial, con escaso anclaje al suelo en la mayoría de los casos, lo que puede dar lugar a la caída de grandes ejemplares, por muy sólidos que parezcan a simple vista, cuando están sometidos a la sobrecarga de nieve.

Ante la salida masiva de personas a la calle en algunos puntos, para disfrutar de un paisaje copiosamente nevado poco habitual en las grandes ciudades, resaltan el riesgo que esto supone dado que la mayoría de las personas desconocen “la poda natural” que está efectuando la nieve sobre parques, jardines y el arbolado urbano. De igual forma, es aconsejable evitar masas arboladas en zonas rurales, por el mismo motivo, ya que el peso de la nieve puede provocar la caída de grandes ejemplares, así como de ramas de gran envergadura, con el consiguiente riesgo, incluso para la vida de las personas, como se ha vivido en pasadas ocasiones de derribo de árboles por causa del viento.